La fecundación in vitro en pocas palabras

¿Qué es la fecundación in vitro (FIV)?

En la FIV, los ovocitos de los ovarios de la mujer se extraen y se mezcla con el esperma en una placa de Petri de vidrio o plástico, donde ocurre la fertilización (por eso se llama fecundación in vitro, ya que "vitro" significa vidrio en latín). Después de la fecundación, los embriones se vuelven a poner en el útero de la mujer. 

¿De qué pasos consta la fecundación in vitro (FIV)?

Este proceso  tiene varios pasos complejos: el paso uno es la estimulación de los ovarios con el fin de producir más de un ovocito. Esto se logra con la administración de hormonas como la FSH (hormonal folículo estimulante) durante unos diez días, mediante inyecciones o pastillas. A lo largo de esta fase, los niveles hormonales de la mujer y el crecimiento del folículo son supervisados de cerca a través de análisis de sangre y controles ecográficos. Una vez que ha surgido un número aceptable de folículos, a la mujer se le da una inyección de una hormona diferente, con el fin de ayudar a que sus ovocitos maduren. Cerca de 36-38 horas después de esta inyección, los ovocitos de la mujer son recogidos a través de una aguja guiada por ultrasonido, que se inserta en la vagina y perfora la pared vaginal, llega a los ovarios y pincha los folículos, uno por uno, para recoger el fluido folicular y los ovocitos en un vial. Este proceso se realiza con la ayuda de sedación o anestesia local.



Casi al mismo tiempo, la pareja o donante de esperma debe producir una muestra de esperma, que se lava y se centrifuga con el fin de eliminar las células muertas y el líquido seminal. Los ovocitos y el esperma se mezclan en una placa de Petri y se dejan durante 16-20 horas en una estufa de cultivo antes de ser examinados para comprobar  la fertilización. En caso de que los ovocitos hayan sido fecundados, los embriones se colocan en un medio de cultivo de crecimiento y son introducidos de nuevo en la estufa o incubadora, durante uno o dos días, hasta que comienzan a multiplicar sus células. 

reproduccion asistida
Embrión comenzando la división celular


Después de dos o tres días, los embriones se transfieren al útero de la mujer mediante el uso de un catéter pequeño que pasa a través del cuello uterino hasta llegar al útero. La mujer, al mismo tiempo, recibe suplementos con  progesterona con el fin de ayudar a que la mucosa del útero crezca y se convierta en receptiva a la implantación del embrión. Tras la transferencia, es necesario esperar en torno a dos semanas para comprobar si los embriones se han implantado y se ha producido por tanto, el tan ansiado embarazo.

Todos los artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.