¿TIENEN PROBLEMAS LOS NIÑOS NACIDOS DE ICSI?



Con la introducción de la ICSI en 1992 se produjo una preocupación por la seguridad del procedimiento debido a la invasividad del procedimiento. Además, las parejas sometidas a ICSI suelen ser aquellas en las que el semen o esperma ha sido extraído quirúrgicamente y tiene una mayor prevalencia de alteraciones cromosómicas  y  microdeleciones del cromosoma Y. Dado que algunas de estas anomalías cromosómicas pueden heredarlas los embriones, se suele realizar un cariotipo de las células embrionarias antes de la transferencia.


Sin embargo, el riesgo de un resultado perinatal adverso parece ser comparable al de la FIV estándar. Dos meta-análisis han demostrado el mismo patrón de malformaciones congénitas, mientras que un reciente estudio a largo plazo ha encontrado que el riesgo de aberraciones cromosómicas, se incrementa en la ICSI con respecto a la FIV,

A largo plazo los estudios de seguimiento son escasos, pero tranquilizadores, mostrando que los niños nacidos de ICSI son totalmente normales desde el punto de vista cognitivo, motor y socio-emocional.
niños-ICSI-normales

La tendencia es que la ICSI se utiliza cada vez más y parece que en más de la mitad de todos los ciclos de ICSI ahora se realizan en parejas que no tienen un diagnóstico de factor masculino severo. La evidencia médica disponible no apoya el uso indiscriminado de la ICSI en parejas con infertilidad inexplicada o deficiencias moderadas de la calidad del semen o en pacientes con diversas causas mixtas de infertilidad o pocos ovocitos. De manera análoga a lo que ocurre con las cesáreas y el parto natural, quizás en algunos países la ICSI se utiliza en exceso en comparación con la FIV, sin una buena evidencia médica de que sea beneficioso ni para los pacientes o de la sociedad.

Un meta-análisis (estudio que recopila estudios y los evalúa por su calidad) de aparición inminente en Fertility and Sterility evalúa el efecto de la fertilización in vitro e inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI) en defectos de nacimiento concluyendo que ambas técnicas aumentan significativamente el riesgo de defectos al nacimiento, si bien el riesgo es similar para ambas.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.