¿En qué consiste la exploración a la que se somete al hombre en la primera visita a una clínica de infertilidad?



La exploración clínica del médico especialista irá enfocada a detectar posibles anomalías en los genitales masculinos.



Se realiza con el paciente de pié, situado en una tarima, para obtener una posición ligeramente más alta que el explorador.

La exploración clínica consiste en: 
Examen sistemático general:
el especialista examinará tu cuerpo evaluando lo que se llama los caracteres sexuales secundarios: distribución del pelo y del tejido adiposo, pechos (para descartar presencia de pechos aumentados o ginecomastia,... )
Examen genitales externos e internos
También observará la situación de los testículos: estos deben estar bien descendidos  para una buena refrigeración y producción de espermatozoides. 

Palpará y evaluará escroto y testículos . Una de las principales causas de subfertilidad es el varicocele por lo que el especialista se centrará en descartar la presencia del mismo. El varicocele viene a ser  una variz o dilatación de las venas testiculares. Su presencia produce un aumento de la temperatura en los testículos y con ello dificulta o impide una producción de espermatozoides normal. El varicocele suele ser más frecuentemente unilateral izquierdo y aparece como una bolsa distendida, con varicosidades sobre todo con maniobras de aumento de la presión intraabdominal.


Para detectar el varicocele utilizará la palpación y la  transiluminación (consiste en pasar una luz intensa a través del escroto para ver si está lleno de líquido, si es así, la luz brillará a través de esta membrana).

La palpación también permitirá detectar otras patologías como el hidrocele, tumores, abcesos, etc. así como la textura de los testículos y la presencia de anomalías en el epididimo o pene. Ante la presencia de un testículo grande, el especialista descartar la presencia de un hidrocele. 
A veces, será necesario también evaluar la próstata.El tacto rectal no es imprescindible, salvo en el caso de que el paciente refiera cierta dificultad a la micción o sospecha de patología prostática.



Para palpar el epididimo realizará un pinzamiento del mismo con los dedos índice y pulgar, debiendo tener una consistencia floja y fácilmente depresible. 


Palpará el conducto deferente. Si no se encuentra puede ser un síntoma de agenesia (falta de formación del conducto deferente), cuya consecuencia es una azoospermia excretora, con ausencia de fructosa (esto se detectará en el análisis bioquímico del plasma seminal).. En caso de un cordón espeso, denso e irregular, podemos sospechar una funiculitis (infección o inflamación del conducto deferente) y una posible obstrucción como secuela. 


 Es posible que la palpación se complemente con una ecografía testicular, peneana y/o de las glándulas anejas para una mejor evaluación del las diferentes estructuras.


Tras esta exploración será necesario realizar una analítica de la calidad seminal. Muchas veces, el orden es inverso y la exploración física de los varones puede diferirse hasta tener los resultados del primer análisis del semen, sobre todo cuando no existen antecedentes de anomalías genitales masculinas, traumatismos, cirugía ni disfunción sexual.


Todos los artículos relacionados:


Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.