Incertidumbres y controversias ante la fecundación in vitro

Una de las principales preocupaciones con respecto al uso de la fecundación in vitro, es que a pesar de su reconocimiento y aplicación en la lucha contra la infertilidad en todo el mundo, en realidad es un método con una tasa de éxito bastante bajo: alrededor de 15-20 % de todos los intentos terminan en un embarazo. Esto significa que la tasa de fracaso es del 80-85%, un porcentaje muy alto para una tecnología tan ampliamente utilizada.

Estas tasas indican que las mujeres que desean tener un hijo con la ayuda de la fecundación in vitro, por lo general tienen que repetir el procedimiento varias veces antes de lograr el embarazo. A pesar de que han habido intentos serios para registrar los ciclos de fecundación in vitro en los países más desarrollados y deducir las tasas de éxito exactas, todavía hay ambigüedad en cuanto al número real de hijos nacidos vivos por ciclo de fecundación in vitro, ya que varias clínicas de infertilidad incluyen como éxito, embarazos en sus primeros momentos (que luego abortan espontáneamente) inflando así sus tasas de éxito artificialmente. 

Varios opositores de la fecundación in vitro utilizan estas altas tasas de fracaso como una razón para que se reconsidere  la fecundación in vitro o al menos, para que seadministre con mucha menos frecuencia, ya que si un tratamiento de terapia para cualquier otra dolencia tuviese esas bajas tasas de éxito, probablemente habría sido considerado como un fracaso y habría una parada en su administración. 
De hecho,existe un fuerte dilema sobre el uso de la fecundación in vitro, especialmente en los casos donde la mujer es mayor de 41 años, ya que existe una evidencia de que los porcentajes de éxito de fecundación in vitro en mujeres de más de 40 años son aún más bajos si cabe. 

Otro problema médico muy importante de la fecundación in vitro son las complicaciones de salud potencialmente graves para las mujeres sometidas a fecundación in vitro. Un problema grave puede ser el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO), donde los ovarios reaccionan de manera exagerada a la administración de hormonas, creciendo enormemente y produciendo un edema grave. El síndrome de hiperestimulación ovárica es generalmente leve, pero puede ser grave en algunos casos, en los que se requiere que la mujer sea hospitalizada para evitar consecuencias más graves como la trombosis y dificultad respiratoria.

En cuanto a la salud de las mujeres sometidas a fecundación in vitro, hay un dilema sobre la posibilidad de cáncer de ovario o de mama causado por las altas dosis de hormonas que se administran durante los tratamientos de fecundación in vitro. Sin embargo, la investigación no ha sido concluyente y no se han confirmado estos temores. Incluso hay estudios  sobre el tema proponen que el tratamiento de fertilidad en realidad puede proteger contra el cáncer de ovario, dado que el tratamiento de fertilidad dará lugar a un bebé, lo que se considera que reduce las posibilidades de desarrollo del cáncer de ovario. 

Uno de los riesgos más comunes que llevan a cabo cuando la fecundación in vitro, es la posibilidad de nacimientos múltiples. Este riesgo está vinculado a la práctica común de transferir más de un embrión por cada intento, con el fin de aumentar la probabilidad de que al menos uno de los embriones se implante con éxito. Los nacimientos múltiples están relacionados con un aumento de consecuencias negativas en la madre, con el bajo peso al nacer, parto prematuro, mortalidad perinatal y cesárea. A pesar de que las pacientes no están generalmente preocupadas por la posibilidad de nacimientos múltiples, ya que están más preocupadas por el fracaso de fecundación in vitro que por el hecho de tener gemelos, los médicos han estado tratando de limitar el número de embriones transferidos: dos embrionesson la norma hoy en día; en ciertos casos, sólo un embrión.

También han habido discusiones acerca de la salud general de los niños nacidos por fecundación in vitro. Los estudios sobre el resultado del desarrollo de los niños entre dos y dos años y medio de edad concebidos por fecundación in vitro, no muestran ninguna diferencia entre estos y el grupo control "normal". Sin embargo, se necesita investigar más, hasta llegar a la edad adulta. 

reproduccion asistida
ICSI, inyección de un sólo espermatozoide seleccionado en el interior del ovocito


Otra preocupación existente es la posibilidad de anomalías cromosómicas para los niños concebidos con la ayuda de ICSI, ya que el procedimiento no pasa por el proceso de selección natural de los mejores espermatozoides, por lo que ciertas anomalías, predisposiciones genéticas o incluso la infertilidad paterna, pueden ser transmitidos a los niños. Algunos esstudios han mostrado un cierto riesgo de anomalías cromosómicas y posibles deformaciones en el sistema genitourinario de los niños varones  concebidos por ICSI. Sin embargo, otros estudios han demostrado que no existen diferencias significativas entre los niños concebidos mediante ICSI, fecundación in vitro y concepción natural. 

Para aquellas que estén embarcadas o decididas a embarcarse en un proceso de FIV o ICSI, quizás os convenga leer el libro Mi maternidad asistida o como ser madre por reproduccion asistida y no morir en el intento.


Todos los artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.