¿Sangrado en el embarazo? Sangrado en embarazos tras la FIV

Se ha demostrado que en el primer trimestre de embarazo el sangrado se relaciona con un mayor riesgo de aborto involuntario, tanto en  los embarazos espontáneos (50% de los mismos ) cómo en los embarazos por FIV (25%-44% de los mismos). Ni la administración de progesterona  ni las inyecciones de hCG logran mejorar las expectativas. Sin embargo, el sangrado en el primer trimestre de embarazo no conduce necesariamente a un aborto espontáneo, un hecho que debería tranquilizar a las mujeres embarazadas.

En general, la relación entre sangrado y aborto depende de factores como:  

  • el volumen de sangrado,  mayor riesgo a mayor volumen
  • la edad de la mujer,  mayor riesgo a mayor edad 
  • y tabaquismo pasivo.

sangrado-embarazo
La causa exacta del sangrado en el primer trimestre de embarazo no está clara, pero el hecho de que sean más frecuentes en los embarazos tras FIV ,  podría apuntar a las diferencias en el proceso de implantación después de FIV. Además, la muerte de uno de los embriones transferidos (el llamado gemelo evanescente) podría ser una explicación para el aumento de la incidencia de sangrado en el primer trimestre  en los embarazos por FIV. Es interesante observar que existe una correlación lineal entre la incidencia de sangrado y el número de embriones transferidos.  Se ha demostrado que un 5-10% de todos los embarazos únicos después de la FIV son en realidad el resultado de un embarazo gemelar en el que ha desaparecido el embrión mellizo.  El hecho de que la incidencia de sangrado en el primer trimestre aumenta con el número de embriones transferidos es otro argumento para mover a la transferencia de un solo embrión.

Por otro lado, el sangrado en el primer trimestre de embarazo se relaciona con un aumento en la tasa de partos prematuros y muy prematuros y en consecuencia, con un peso al nacer inferior. Quizás esto se deba a que, el sangrado del  primer trimestre es indicativo de un deterioro de la placentaria, a la presencia de hematomas tras la placenta o a un aumento de la contractibilidad del músculo uterino lo que lleva en última instancia a las contracciones y al parto. 


Todos los artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.