La importancia de la ecografía a las 20 semanas de embarazo

Una parte muy importante durante la gestación del embrión son las ecografías que se le hacen al nuevo ser que está creciendo en el interior de una madre. Tenemos ecografías 2D, 3D Y 4D, vamos, que todos los avances posibles por saber algo del bebé los tenemos a nuestro alcance, así que de eso no hay que preocuparse, porque siempre podremos saber si el pequeño está teniendo un buen desarrollo y si todo está como tiene que estar.

Las ecografías durante el embarazo

Pero para comprobarlo bien, es necesario hacer varias ecografías durante el embarazo, yo siempre digo que para la primera ecografía el futuro bebé debería tener al menos 8 semanas, ya que antes apenas está bien desarrollado y casi no podremos ver nada, por lo que esperar a la octava semana es una muy buena idea. Pero sin duda, la mejor ecografía, en mi opinión, es la ecografía 20 semanas, ya que puedes saber el sexo de tu bebé si lo deseas, y la gran mayoría de las madres lo desean.

La ecografía de las 20 semanas

Desde el primer momento en el que descubres que estás embarazada ya piensas en si será niño o niña, si la cuna será rosa o verde o si se llamará David o Sandra. Por eso es tan importante hacerse la ecografía de las 20 semanas, ya que podemos comprobar que la criatura está en perfecto estado y, además, si es niño o niña, aunque muchas veces es difícil saberlo y hay que hacer varias ecografías para saberlo, eso depende de lo tímido que sea el niño/niña.

ecografia-embarazo
 imagen 3D de ultrasonido de la columna vertebral del feto a las 21 semanas. Dr Moroder. Wikimedia.

Eso sí, en los primeros momentos de la ecografía el experto estará comprobando que no haya ninguna anomalía en el pequeño, que el feto se está desarrollando correctamente y todo lo que comprueban ellos, así que sin prisas y sin agobios, no le preguntes si es niño o niña, ya que para él es lo menos importante, y no te preocupes porque te terminará preguntando si quieres saber el sexo del bebé, a lo que tú le responderás que sí, seguramente.

La ecografía  de las 20 semanas es la que se produce en medio del proceso, por lo que, si ya decidiste saber el sexo del bebé y estás preocupada por lo de los colores, ya puedes empezar a elegir el color de las paredes, de la cuna, de los peluches, de la ropa e incluso de la bañerita, que hoy en día todo lo que queramos encontrar lo podemos hacer por colores.


Actualmente también se hace una ecografía a las 12 semanas que forma parte de una prueba con el nombre de triple screening, que hasta hace bastante poco no se realizaba. Esta ecografía consiste en que, mediante la misma, la edad y un análisis de sangre pueden decirte si el bebé tiene posibilidades de padecer una cromosopatía. Pero además, si el riesgo es elevado, también recomiendan hacer la amniocentesis, una prueba bastante común en la que se extrae una pequeña muestra del líquido amniótico que rodea el feto para poder analizarla.

Artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.