Infección de orina en el embarazo

La infección de orina es frecuente durante el embarazo, y el microorganismo causal más común es Escherichia coli. Aproximadamente el 15 por ciento de las mujeres tendrán una infección urinaria en algún momento de su vida. En las mujeres embarazadas, la incidencia de infección urinaria puede ser hasta del 8 por ciento. 

¿Por qué es tan frecuente la infección de orina en el embarazo?

cistitis-embarazo
Bacteria E. Coli aislada de una infección de orina

Las mujeres embarazadas están en mayor riesgo de infecciones urinarias. A partir de la semana 6 y sobre todo durante las semanas 22 a 24, aproximadamente el 90 por ciento de las mujeres embarazadas desarrollan una dilatación de las vías urinarias, los uréteres, dilatación que se mantendrá hasta el parto (hidronefrosis del embarazo). El aumento de volumen de la vejiga y la disminución del la capacidad de contracción de vejiga y ureteres, contribuyen a aumentar la acumulación de urinaria y el reflujo de orina desde la vejiga a los ureteres.En estas condiciones las bacterias pueden multiplicarse y ascender por las vías urinarias fácilmente, llegando incluso a los riñones. 

¿Qué síntomas da la infección de orina en el embarazo?

 Las mujeres embarazadas con infección de orina suelen presentar 3 tipos de síntomas:
  • ausencia de síntomas (bacteriuria asintomática), 
  • infección de la vejiga (cistitis) 
  • infección de uréteres y riñones (pielonefritis aguda). 


La bacteriuria asintomática sin tratamiento conduce al desarrollo de la cistitis en aproximadamente el 30 por ciento de las mujeres embarazadas y puede conducir al desarrollo de pielonefritis en hasta en el 50 por ciento de los casos. Además, la bacteriuria asintomática se asocia con un mayor riesgo de retraso del crecimiento del feto y de bajo peso al nacimiento. Por eso, aunque no haya síntomas, las mujeres embarazadas deben ser tratadas cuando se identifican bacterias en la orina.
orina-embarazo
Muestra de orina de una mujer con infección urinaria. Es posible reconocer las células epiteliales, glóbulos rojos y leucocitos

Un tratamiento de siete a 10 días con antibióticos suele ser suficiente para erradicar el microorganismo infectante. 
La cistitis aguda se distingue de la bacteriuria asintomática por la presencia de síntomas como dificultad al orinar (disuria) y aumento de la frecuencia de micción. El tratamiento es igualmente con antibióticos eficaces frente a la bacteria causante. 

La pielonefritis aguda durante el embarazo es una enfermedad grave. La mujer presenta bacterias en la orina, fiebre, escalofríos, náuseas, vómitos y dolor en el costado. La dificultad para orinar y el aumento de la frecuencia de micción pueden no darse, lo cual puede confundir a muchas mujeres que creen tener alguna afección ovárica o uterina. El tratamiento antibiótico debe ser inmediato y agresivo, incluso con hospitalización y adminsitración de antibióticos por vena. La mayoría de las mujeres responden al tratamiento antibiótico en 24 a 48 horas. 

¿Puedo volver a tener infección de orina en el embarazo?

La mayoría de las infecciones urinarias son causadas por microorganismos gastrointestinales. Incluso con un tratamiento adecuado, la mujer embarazada puede experimentar una re-infección de las vías urinarias a partir de las bacterias rectales

¿Qué complicaciones causa la infección de orina en el embarazo?

  • Bajo peso al nacer (peso inferior a 2.500 g 
  • Parto prematuro (menos de 37 semanas de gestación al momento del parto) 
  • Hipertensión / preeclampsia 
  • Anemia (nivel de hematocrito inferior al 30%) 
  • Amnionitis (corioamnionitis, amnionitis)
Artículos relacionados:


Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.