Prevenir la diabetes en el embarazo

La diabetes en el embarazo, es una complicación común del embarazo que afecta al 1-14% de todos los embarazos y es un creciente problema de salud . La incidencia de diabetes en el embarazo está aumentando con la creciente carga de la obesidad entre las mujeres en edad reproductiva .La diabetes en el embarazo se ha relacionado con resultados adversos para la salud a corto plazo y largo plazo para las madres y los hijos. Las mujeres con diabetes en el embarazo tienen un mayor riesgo de morbilidad perinatal y un riesgo considerablemente mayor de  diabetes tipo 2  después del embarazo. Los hijos de mujeres con diabetes en el embarazo tienen más probabilidades de ser obesos y tener diabetes en la infancia y la edad adulta temprana. 

diabetes-embarazo
Kit de control de la diabetes en el embarazo


 Factores de riesgo para la diabetes en el embarazo relacionados con la dieta

Los estudios epidemiológicos sobre factores de riesgo para diabetes en el embarazo son limitados. Los factores de riesgo reconocido son la adiposidad excesiva, edad materna avanzada, antecedentes familiares de diabetes tipo 2, y una historia de diabetes en el embarazo. El riesgo de diabetes en el embarazo aumenta significativamente y de forma progresiva en las mujeres con sobrepeso, obesas y obesas mórbidas. El consumo de cigarrillos no se ha identificado consistentemente como un factor de riesgo para la diabetes gestacional.  Otros factores de riesgo  son la baja estatura materna, enfermedad de ovario poliquístico, muerte fetal anterior, presión arterial alta durante el embarazo, y los embarazos múltiples.


Los resultados de algunos estudios, sugieren que la ingesta de grasas poliinsaturadas puede ser protectora contra la intolerancia a la glucosa durante el embarazo, y el alto consumo de grasas saturadas puede ser perjudicial. Además, un estudio con mujeres embarazadas, asoció menores concentraciones de vitamina C y D en plasma  en el embarazo temprano con un mayor riesgo de diabetes en el embarazo.

La ingesta de productos de carne roja y procesada se asocia también a un mayor  riesgo de diabetes en el embarazo. Aunque los mecanismos moleculares exactos no están claros, las asociaciones observadas de la ingesta de carne roja y procesada con riesgo de diabetes en el embarazo son lógicos. En primer lugar, podrían estar relacionados con varios posibles efectos adversos de las grasas saturadas presentes en dichas carnes. También los nitritos, utilizados con frecuencia como un conservante en las carnes procesadas, han sido implicados en el desarrollo de la diabetes. Los nitiritos pueden convertirse en nitrosaminas en el sistema digestivo.Estas moléculas son tóxicas para el páncreas, el órgano productor de la insulina.

El hierro en la carne roja también podría contribuir al aumento del riesgo de diabetes en el embarazo, porque la sobrecarga de hierro en el cuerpo puede promover la resistencia a la insulina y aumentar el riesgo de diabetes tipo 2. También la toma de suplementos de hierro y el aumento de las reservas de hierro en las mujeres embarazadas sin deficiencia de hierro se relacionaron con un mayor riesgo de diabetes en el embarazo.


El consumo antes del embarazo de fibra (cereales, fruta y fibra) está inversamente asociado con el riesgo de diabetes en el embarazo. 

Las mujeres que consumen 5 o más bebidas azucaradas por semana  tienen un 22% más de riesgo de diabetes en el embarazo.

En resumen, los estudios epidemiológicos sobre el papel de los factores de la dieta en el desarrollo de la diabetes en el embarazo se encuentran en su etapa inicial. Aunque el diseño observacional de este estudio no prueba la causalidad, los datos disponibles no proporcionan evidencia que apoya la teoría de que los factores dietéticos pueden desempeñar un papel en el desarrollo de diabetes en el embarazo. 


 Factores de riesgo para la diabetes en el embarazo relacionados con el ejercicio

Los datos disponibles de los estudios epidemiológicos y clínicos entre las personas no embarazadas apoyan la tesis de que la actividad física tiene un efecto beneficioso en muchos aspectos de síndromes de resistencia a la insulina. Después de un episodio de la actividad física, la sensibilidad a la insulina se mejora para un máximo de 48 horas mediante el aumento de la sensibilidad celular a la insulina. Además de este efecto agudo, a largo plazo, el aumento de la actividad física habitual induce adaptaciones que pueden afectar profundamente a la tolerancia a la glucosa y disminuir el riesgo de diabetes en el embarazo. 

Los estudios sobre el efecto de la actividad física en las mujeres embarazadas son limitados. Las definiciones utilizadas para clasificar la intensidad, la cantidad y tipo de actividad física varían considerablemente, lo que hace que las comparaciones entre los estudios difíciles. Además, el número real de casos de diabetes en el embarazo en la mayoría de los estudios es más bien baja, lo que dificulta llegar a conclusiones sólidas. A pesar de estas limitaciones, varios estudios han relacionado la actividad física antes y / o durante el embarazo a una disminución del riesgo de diabetes en el embarazo. Este efecto parece aumentar a medida que la intensidad  y el tiempo dedicado a los ejercicios físicos aumenta. La participación en actividades recreativas durante las primeras 20 semanas de embarazo se relacionó con un 48% disminución en el riesgo de diabetes en el embarazo. También las mujeres con obesidad mórbida que hacen al menos 30 minutos de ejercicio por semana  en algún momento durante el embarazo tienen un riesgo menor de diabetes gestacional.

Por tanto, la diabetes en el embarazo puede prevenirse. La acumulación de pruebas de estudios observacionales sugieren que varios factores modificables, en particular, la obesidad antes del embarazo, la actividad física recreativa antes y durante el embarazo, y los patrones dietéticos antes del embarazo, pueden estar relacionados con el riesgo de diabetes en el embarazo. Los estudios sugieren un beneficio potencial adicional de la adopción de una dieta saludable y un estilo de vida activo para las mujeres en edad reproductiva.

Artículos relacionados:

                  Cláusula de exención de responsabilidad

                  Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.