¿Qué es la diabetes gestacional?


¿Qué se entiende por diabetes gestacional?

Cualquier grado de intolerancia a la glucosa que comienza o se reconoce por primera vez en el embarazo.
Se considera que existe diabetes gestacional, de ahora en adelante DG , cuando la glicemia de ayunas es mayor o igual a 105 g/l en 2 ó más ocasiones.

¿Cómo se detecta la diabetes gestacional? 

Al tratarse de una afección muchas veces asintomática, la pesquisa debe iniciarse en la primer consulta prenatal, solicitando una glicemia de ayunas;
Si se obtiene un valor mayor o igual de 105 g/l, se debe repetir para confirmar el diagnóstico de DG.
Si el valor obtenido se encuentra entre 95 y 105 g.l, existe una intolerancia que debe ser tratada con dieta y es fundamental la realización de una prueba de tolerancia oral a la glucosa sobre la semana 24- 28.
Si el valor obtenido en menor o igual a 95 g/l se considera normal; es decir sin DG.
Es aquí cuando debemos tener presente ciertos factores de riesgo, que detallaremos, y que son los que tenemos que tener presente, aún con pesquisa normal , para realizar una prueba de tolerancia oral sobre la semana 24-28
Los factores de riesgo son:
  • Antecedentes de diabetes mellitus en familiares de primer grado
  •  Edad materna superior a 30 
  •  Diabetes gestacional en otros embarazos
  •  Índice de masa corporal mayor o igual a 27
  • Mortalidad perinatal inexplicada
  • Macrosomía fetal
  • Malformaciones congénitas
  • Polihidramnios
  • Antecedentes de enfermedad tiroidea autoinmune.


¿Qué causa la diabetes gestacional?

No sabemos qué causa la diabetes gestacional, pero tenemos algunas pistas.  Las hormonas de la placenta ayudan a desarrollarse al bebé. Sin embargo, estas hormonas también bloquean la acción de la insulina en el cuerpo de la madre. Este problema se llama resistencia a la insulina.La resistencia a la insulina hace que sea difícil para el cuerpo de la madre usar la insulina, de tal manera que puede llegar a necesitar hasta tres veces más insulina de la normal para mantener a raya sus niveles de glucosa en sangre.

La diabetes gestacional comienza cuando el cuerpo no es capaz de sintetizar toda la insulina que  se necesita para el embarazo. Sin suficiente insulina, la glucosa no puede salir de la sangre y ser convertida en energía dentro de las células. La glucosa se acumula en la sangre a niveles altos. Esto se conoce como hiperglucemia. 




Cómo la diabetes gestacional puede afectar a tu bebé

La diabetes gestacional afecta a la madre al final del embarazo, después de que el cuerpo del bebé se ha formado. Sin embargo, la diabetes gestacional no tratada o mal controlada puede hacerle daño a tu bebé. Cuando se tiene diabetes gestacional, el páncreas trabaja horas extras para producir insulina, pero la insulina no baja tus niveles de glucosa en la sangre. Aunque la insulina no atraviesa la placenta, la glucosa y otros nutrientes si lo hacen, dando niveles de glucosa en la sangre del bebé. Esto hace que el páncreas del bebé tenga que producir insulina extra para deshacerse de la glucosa en sangre en exceso que le viene de tí. Puesto que el bebé está recibiendo más energía de la que necesita para crecer y desarrollarse, la energía extra se almacena en forma de grasa.

Esto puede conducir a la macrosomía, o un bebé "gordo". Estos bebés pueden sufrir daños en sus hombros durante el parto. También, debido a la insulina adicional sintetizada por su páncreas, los recién nacidos pueden tener niveles muy bajos de glucosa en la sangre al nacer y también están en mayor riesgo de tener problemas respiratorios. Los bebés con exceso de insulina se convierten en niños que están en riesgo de obesidad y adultos que están en riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Cómo tratar la diabetes gestacional


El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como objetivo mantener la glucosa en sangre de la madre a niveles iguales a los de las mujeres embarazadas que no tienen diabetes gestacional. El tratamiento para la diabetes gestacional siempre incluye planes de comidas especiales y actividad física programada . También puede incluir mediciones diarias de glucosa en sangre e incluso inyecciones de insulina.
diabetes gestacional
Los objetivos medios a cumplir en cuanto a concentración de glucosa en sangre son:



Antes de una comida (preprandial): 95 mg / dl o menos
1-hora después de una comida (posprandial): 140 mg / dl o menos
2 horas después de una comida (posprandial): 120 mg / dl o menos

Entre los objetivos aceptables, estaría una glucosa en ayunas menor a 100 mg/l; valor de glicemia tras la comida  (2 Hs) menor a 120 mg/l; esto sumado a ganancia adecuada de peso (aprox. 1100g por mes).

Las condiciones ideales suponen una glicemia de ayunas entre 70 y 90 mg/l; glicemia tras comer ( 1 hora) de hasta 120 mg/L; cetonuria  negativa, fructosamina normal y ganancia adecuada de peso.


Diabetes gestacional despues del parto



La diabetes gestacional generalmente desaparece después del embarazo. Pero una vez que  has tenido diabetes gestacional, las posibilidades de tenerla en futuros embarazos son del 75%. En algunas mujeres, sin embargo, se descubre la diabetes en el embarazo y es difícil saber si estas mujeres tienen diabetes gestacional o simplemente han comenzado a mostrar su diabetes durante el embarazo. Estas mujeres tendrán que continuar con el tratamiento de la diabetes después del embarazo.

Muchas mujeres que tienen diabetes gestacional llegan a desarrollar diabetes  tipo 2 un año más tarde. Parece haber una relación entre la tendencia a tener diabetes gestacional y la diabetes tipo 2. Ambas implican resistencia a la insulina . Ciertos cambios de estilo de vida básicos pueden ayudar a prevenir la diabetes después de la diabetes gestacional.


Reducir el riesgo de diabetes por perder peso

¿Estás más de un 20% por encima de tu peso ideal? Perder unos pocos kilos puede ayudar a evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Elegir alimentos saludables seguir las pautas diarias simples, como comer frutas y verduras frescas,  limitar la ingesta de grasa al 30% o menos de las calorías diarias y reducir las raciones.  El ejercicio regular le permite a tu cuerpo utilizar la glucosa sin insulina adicional. Esto ayuda a combatir la resistencia a la insulina y es lo que hace que el ejercicio ayude a las personas con diabetes. Nunca pongas en marcha un programa de ejercicios sin consultar con tu médico primero.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.