Causas y tratamiento del estreñimiento en el embarazo

El estreñimiento se puede definir como la dificultad de defecación (pero con frecuencia normal de movimiento intestinal) o como una defecación infrecuente. Algunas mujeres tienen ya un estreñimiento crónico antes de quedar embarazadas, y en otras el estreñimiento se desarrolla por primera vez durante el embarazo.

¿Qué porcentaje de mujeres embarazadas sufre estreñimiento?
El porcentaje de mujeres que sufre estreñimiento en el embarazo varía entre el 11% y el 38%.
¿Qué causa el estreñimiento en el embarazo?

  •  El estreñimiento en el embarazo está causado probablemente por el aumento de los niveles de progesterona, la hormona de la gestación
  • Se sabe que un bajo consumo de líquidos y fibra influye también.
  •  Algunos medicamentos que se toman durante el embarazo, tales como las sales de hierro y el sulfato de magnesio, pueden favorecer también el estreñimiento. 
  • El hipotiroidismo también puede ser una causa poco frecuente de estreñimiento durante el embarazo. 

¿Cómo tratar el estreñimiento en el embarazo?
embarazo-estreñimiento
El estreñimiento, si es leve, suele ser auto-tratado con remedios caseros o preparados de venta sin receta. La ingesta de fibra adicional en la dieta mejora los síntomas tras dos semanas de consumo: trigo, verduras, salvado y pan integral. Sin embargo, no conviene pasarse con la fibra, ya que algunos estudios han demostrado que el consumo elevado de polisacáridos no amiláceos (los componentes de la fibra vegetal) puede dar lugar a deficiencias en calcio, hierro o zinc durante el embarazo 
El laxante más adecuado en el embarazo es le polietilen glicol, porque la absorción es mínima, y porque no afecta al desarrollo fetal.  Siempre es mejor utilizar laxantes basados en un aumento del volumen que laxantes que estimulen la motilidad intestinal, ya que estos últimos pueden causar dolor abdominal y diarrea.

Artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.