Cuando NO debes hacer ejercicio estando embarazada


Muchas mujeres  pueden hacer  ejercicio con moderación durante el embarazo. Sin embargo, algunas mujeres no deben hacer ejercicio, o se debe dejar de hacer ejercicio en determinadas circunstancias.
Cuando NO debes hacer ejercicio estando embarazada NUNCA
  •  cuello uterino incompetente
  • 2 o más abortos espontáneos consecutivos en embarazos anteriores
  • sangrado o placenta previa
  •  rotura de las membranas 
  •  parto prematuro 
  • pre-eclampsia o eclampsia 
  • si eres fumadora
  • si la ingesta de alcohol  es excesiva ( más de 2 bebidas por día)
  • si tu porcentaje de grasa corporal es muy bajo, sufres de desnutrición severa o antecedentes de trastorno alimentario grave
  • en embarazos múltiples (trillizos o más)
  • cuando hay sospecha de sufrimiento fetal, retraso del crecimiento intrauterino o macrosomía
  • si tuviste una embolia pulmonar reciente
  • si sufres tromboflebitis
  • si tuviste una infección aguda importante
  • enfermedad grave del corazón (valvulopatía, disfunción ventricular, arritmia)
  • enfermedad vascular periférica
  • hipertensión no controlada
  • enfermedad tiroidea no controlada
  • enfermedad grave del hígado
  • enfermedad renal grave
  • cualquier enfermedad sistémica grave

ejercicio-embarazo
Cuando NO debes hacer ejercicio salvo con mucho cuidado y bajo supervisión de tu médico
  • si sufres una enfermedad cardiaca leve (valvular, disfunción ventricular, arritmia)
  • si sufres enfermedad pulmonar (asma, EPOC, etc)
  • si tienes anemia con la hemoglobina  por debajo de los 10,5 g / dl
  • si sufres diabetes mellitus
  • si tomas medicamentos que afectan el gasto cardiaco o la distribución del flujo sanguíneo
  • si tuviste parto prematuro en embarazos anteriores
  • si tuviste retraso del crecimiento fetal  en embarazos anteriores
  • si tuviste pre-eclampsia o eclampsia en embarazos anteriores
  • si el bebé tiene una presentación de nalgas en el tercer trimestre
  • si tu embarazo es de gemelos, después de 24 semanas de gestación
  • si tu condición física es muy baja
  • si sufres de mala nutrición
  • si sufres obesidad excesiva

Debes  interrumpir el ejercicio y buscar atención médica rápidamente si, estando embarazada:
  • aparece un flujo vaginal con sangre
  • aparece un "chorro" de líquido de la vagina, lo que sugiere la ruptura prematura de las membranas
  • si notas contracciones persistentes del útero (más de 6 por hora), porque es indicativo de inicio de trabajo de parto prematuro
  • si notas un dolor abdominal inexplicable
  • si tu ganancia de peso insuficiente (menos de 1 kg por mes durante los trimestres segundo y tercero)
  • si notas ausencia de movimientos fetales
  • se produce una hinchazón repentina de la cara, las manos o los tobillos
  • se produce una hinchazón, enrojecimiento o dolor en la pantorrilla de la pierna, porque es indicativo de tromboflebitis
  • si aparecen dolores de cabeza persistentes o severos
  •  si aparecen alteraciones visuales persistentes o severas
  • si aparecen  desmayos o mareos inexplicables
  • si se produce un aumento de la presión arterial o la frecuencia cardíaca y persiste después del cese del ejercicio
  • si notas un cansancio excesivo
  • si notas dolor en el pecho excesivo
  • si notas palpitaciones excesivas
Artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.