¿Antidepresivos durante el embarazo? La respuesta científica


Se estima que el 13,4% de las mujeres toman un antidepresivo durante todo o parte de su embarazo. Los antidepresivos más consumidos son los conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). 


Una recomendación de muchos psiquiatras para las mujeres que necesitan medicamentos para tratar los síntomas de la depresión durante el embarazo, ha sido que el beneficio del uso de antidepresivos es mayor que el riesgo de depresión durante el período de gestación y después del parto. Muchos psiquiatras suponen que los riesgos para el feto son mayores si la madre tiene síntomas de depresión sin tratar. Es verdad que hay una mayor tasa de recaída en mujeres que dejan de tomar el antidepresivo cuando quedan embarazadas: un 68% recaen frente a un 25% de las que lo siguen tomando. 


Por eso el antidepresivo, mejorando el estado de ánimo materno, dará lugar a mejores resultados del embarazo. Sin embargo, hasta la fecha, existen muchas sospechas de que ocurre todo lo contrario.
antidepresivos-embarazo
Bebé prematuro. El uso de antidepresivos
aumenta el riesgo de  partos prematuros.
  1. Tomar antidepresivos durante el embarazo parece aumentar las tasas de aborto involuntario, lo cual además sugiere que (en casos más leves) el feto puede sobrevivir pero presentar defectos al nacimiento..
  2. Más de 30 estudios han confirmado que los antidepresivos aumentan el porcentaje de nacimientos prematuros (la depresión no aumenta dicho porcentaje).
  3. Actualmente está bien establecido que los recién nacidos que han estado expuestos a los antidepresivos en el útero tienen tasas altas de lo que se ha llamado el síndrome de comportamiento del recién nacido. Este síndrome afecta hasta el 30% de todos los recién nacidos expuestos a los antidepresivos. El síndrome consiste en síntomas como llanto persistente, dificultad para alimentarse y nerviosismo. Aunque a menudo es leve, el síndrome también se puede caracterizar por los resultados más graves, como convulsiones y dificultad para respirar, a veces requiriendo intubación.
  4. En los adultos, los antidepresivos producen defectos a nivel de la conducción cardiaca que llevan a la aparición de arritmias cardíacas y en casos extremos a la muerte. El 10% de los recién nacidos expuestos a los antidepresivos en el útero también presentan este defecto.
  5. La hipertensión pulmonar persistente del recién nacido es una afección en la cual hay altas presiones arteriales pulmonares que conducen a insuficiencia respiratoria neonatal y a la muerte en el 10% de los recién nacidos afectados. Un estudio que demostró que la exposición fetal a los ISRS a partir de las 20 semanas de gestación se asoció con un mayor riesgo de hipertensión pulmonar persistente. 
  6. La preeclampsia es un trastorno frecuente durante el embarazo, afectando al  5-10% de las mujeres. Se diagnostica sobre la base de la hipertensión y la proteinuria, que se desarrollan típicamente en el tercer trimestre del embarazo. Los fármacos antidepresivos podrían favorecer su aparición.
  7. Está confirmada la asociación entre el  bajo peso al nacer y el uso de antidepresivos durante el embarazo.
  8. La exposición a los antidepresivos durante el desarrollo puede conducir a cambios en el desarrollo del cerebro, incluyendo retraso en el desarrollo psicomotor y autismo. Existe un riesgo más de dos veces mayor de trastornos del espectro autista asociados con el tratamiento materno con antidepresivos ISRS durante el embarazo, sobre todo con el  tratamiento durante el primer trimestre. 
Si bien existe la preocupación por los riesgos del uso de antidepresivos durante el embarazo, estas preocupaciones no deben utilizarse como una excusa para ignorar la depresión en  mujeres embarazadas.¿Qué hacer entonces? Existen alternativas: la psicoterapia, ejercicio, técnicas de relajación, yoga, acupuntura y varios suplementos nutricionales.
Hay pruebas abrumadoras de que la  psicoterapia es equivalente a los fármacos antidepresivos en el tratamiento de la depresión . Además, las tasas de recaída son más bajas en las pacientes que utilizan la  psicoterapia en comparación con la medicación para el tratamiento de los síntomas depresivos. Los suplementos nutricionales con ácidos grasos omega-3  y mioinositol, parecen ser eficaces como ayuda en el tratamiento de la depresión y la ansiedad. 
Artículos relacionados:

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.