SER GORDO TE HACE INFÉRTIL

La prevalencia de individuos con sobrepeso y obesidad está aumentando a nivel mundial  y la preocupación sobre las consecuencias reproductivas de la obesidad masculina va en aumento. La obesidad masculina se ha relacionado con subfertilidad y características seminales anormales. La anormalidad de los perfiles hormonales en individuos obesos puede desempeñar un papel importante. 



La alteración del perfil hormonal reproductivo que produce la obesidad, y el hecho de que la testosterona se requiere una gran concentración para mantener la espermatogénesis, hace razonable considerar la obesidad también afecte a la calidad del semen.
Un estudio recientemente publicado realizado por investigadores del Hospital Universitario de Aarhus en  Dinamarca, demuestra como el adelgazamiento mejora la calidad seminal.  El estudio realizado sobre 27 hombres con sobrepeso realizó un perfil reproductivo completo de estos hombres antes y después de un programa de adelgazamiento. El perfil reproductivo incluyó examen clínico, análisis de sangre incluyendo niveles hormonales y analisis de calidad seminal. El programa de pérdida de peso, basado en una dieta saludable y ejercicio diario, duró aproximadamente 14 semanas. El período de seguimiento fue en promedio de 103 días (rango de 86 a 111 días). La espermatogénesis dura aproximadamente 64 días , con lo que el estudio debía ser capaz de detectar cambios en las primeras etapas de la espermatogénesis.


GORDO-INFERTIL
El estudio muestra que el alto índice de masa corporal de estos hombres al inicio del estudio se asoció con bajos valores de recuento total de espermatozoides, concentración de espermatozoides, porcentaje de espermatozoides con forma normal y porcentaje de espermatozoides móviles. La pérdida de peso se asoció con un aumento en el recuento total de espermatozoides y del volumen del semen. Además, la pérdida de peso se asoció con un aumento de la testosterona y otras hormonas reproductivas.


Estos resultados indican que existe una relación causal inversa entre el índice de masa corporal (IMC) y la calidad del semen, y que puede ser posible mejorar la calidad del semen por una reducción de peso. Sin embargo, el estudio contempla un número muy reducido de pacientes y no se puede excluir que los cambios en el estilo de vida, la dieta o el ejercicio hayan sido en la realidad los causantes de la mejora observada en la calidad del semen, más que la reducción de peso en sí.


Para más información,consultar los siguientes artículos:




Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.