¿Dolor de testículos? Estas son sus posibles causas



Las causas del dolor de testículos son muy variadas. En ocasiones, están muy claras, por ejemplo cuando el dolor proviene de un golpe o traumatismo, o está asociado a la presencia de un bulto o testículos abultados. Si es este tu caso, debes de leer este otro artículo:




Sin embargo, otras veces, no existe una causa evidente. Aparece un dolor escrotal intermitente o constante durante un período de 3 meses o más y que interfiere con las actividades diarias. No hay bultos evidentes, ni síntomas urinarios, ni causas que el hombre pueda identificar.


Dolor testicular e infección crónica


Cuando aparece un dolor testicular sin causa aparente, es muy frecuente que lo primero que pruebe el médico es un tratamiento con antibióticos. ........pero también es muy frecuente que los antibióticos no resuelvan el problema. La mayoría de los urólogos, cuando no encuentran una causa evidente para este dolor, lo achacan a una infección crónica del testículo u orquitis, pero parece ser que no es esta la causa en la mayoría de los casos.
Las causas de este dolor de testículos que dura meses pueden ser muchas. Pocas veces se trata de una infección crónica.  Sin embargo, más de un tercio de los hombres que sufren este tipo de dolor  han experimentado una infección urinaria antes, casi siempre una epididimitis aguda. Tras la infección urinaria, puede ocurrir que desaparezca la bacteria, pero  persista una inflamación. Al no haber bacteria, el tratamiento con antibióticos es ineficaz e innecesario.

Dolor de testículos tras la vasectomía


Este es otro tipo de dolor escrotal del que no se conoce muy bien el mecanismo y puede ser el resultado de una serie de procesos como la congestión del epidídimo, la formación de granulomas de esperma retenido dolorosos, o la compresión de vasos sanguíneos y nervios.
Este tipo de dolor, no ocurre inmediatamente después de la vassectomía, sino que se presenta tras pasar varios años después de la intervención quirúrgica. Sería suponer que con el tiempo, la presión sería demasiado grande aumentando a niveles incómodos. Sólo un pequeño porcentaje de pacientes posvasectomía (menos del 10%) desarrollan este dolor.  En los pacientes después de la vasectomía, el epidídimo está atrapado en medio de 2 fuerzas opuestas cuando se produce la relación sexual o la eyaculación. Los conductos eferentes y los segmentos iniciales del epidídimo están revestidos con células musculares lisas que se contraen durante la emisión y la eyaculación. Estas contracciones aumentan la presión en la zona inmediatamente anterior a donde se realizó el corte y ligadura para la vasectomía. Esa zona sufre tal presión que puede llegar a reventar o acaba desarrollando una fibrosis. En estos casos de dolor durante las relaciones, ocurre a veces también que el hombre ha desarrollado un granuloma o bulto de semen retenido que pinza o atrapa un nervio y la presión se hace mayor durante la contracción de dichas fibras musculares. En este último caso, el dolor se presenta generalmente al poco tiempo de realizarse la vasectomía.

El tratamiento más eficaz es la reversión de la vasectomía


Dolor de testículos de origen neurogénico o nervioso


En hombres que han sufrido una operación de vasectomía o reparación de una hernia inguinal, se aumenta la posibilidad de lesión del nervio. Junto al cordón espermático hay una serie de nervios como la rama inguinal del nervio ilioinguinal, la rama genital del nervio genito-femoral, y las fibras nociceptivas aferentes simpáticas  que acompañan a los vasos deferentes. La lesión o atrapamiento de cualquiera de estos nervios puede conducir a dolor neuropático crónico. El tratamiento es la eliminación del nervio, vía quirúrgica.

Los pacientes con hernias inguinales anteriores pueden tener daños en las ramas de los nervios ilioinguinal o genitofemorales con radiación en el escroto. Si se ha tenido un golpe o traumatismo en los nervios espinales, cálculos en el tracto urinario o prostatitis el dolor puede irradiarse  al testículo.

Dolor de testículos y diabetes


¿Tienes dolor de testículos y diabetes?. Existe una enfermedad llamada neuropatía autonómica diabética, que cursa con dolor testicular y/o impotencia.


Dolor de testículos y Periarteritis nodosa

La poliarteritis nodosa (PAN) es una enfermedad rara caracterizada por la inflamación y destrucción de vasos sanguíneos en todo el organismo. Da muchos síntomas, pero a veces aparece el dolor testicular como uno de los síntomas iniciales, porque la enfermedad afecta a las arterias testiculares.


Por último, en los pacientes con una presentación atípica y sin causa identificable para el dolor, es necesaria una evaluación psiquiátrica.

Referencias:



Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.