Suplementos con Zinc y fertilidad masculina


El zinc es esencial para muchos procesos fisiológicos en el crecimiento y desarrollo humano. Funciona como un cofactor para muchos metalo-enzimas implicados en la transcripción del ADN y la síntesis de proteínas. También tiene propiedades anti-apoptóticas  (impide la muerte celular) y antioxidantes y juega un papel integral en la función inmune humana. 

En el aspecto reproductivo, el zinc juega un papel  en la esteroidogénesis testicular, el desarrollo testicular, el consumo de oxígeno por parte de los espermatozoides, el grado de condensación de la cromatina nuclear espermática, la reacción del acrosoma y la conversión de testosterona a dihidrotestosterona.

Con todas estas funciones, no es raro que exista una alta concentración de cinc en el tracto genitourinario masculino, especialmente en la próstata. La deficiencia crónica de zinc se asocia con oligospermia, disminución de los niveles séricos de testosterona, y un sistema inmune más débil.

En un estudio de 45 hombres infértiles con astenozoospermia, estos fueron tratados con tres regímenes diferentes de zinc ( 200 mg por vía oral dos veces al día, durante un total de  3 meses) con o sin vitamina C y / o vitamina E. La terapia de zinc con o sin vitaminas adicionales se asoció con aumento en la motilidad del esperma de por lo menos un 24%. También disminuyó la fragmentación del ADN de los espermatozoides.

El zinc se absorbe en el suelo por las plantas, con el trigo y las semillas diversas (sésamo, girasol, calabaza, etc) que tienen la mayor concentración de este elemento. La mayoría del zinc en la dieta occidental está representada por productos de carne de vacuno. La deficiencia de zinc puede ocurrir a pesar de tener una dieta suplementada con un montón de productos de trigo, semillas y frutos secos, especialmente en los ovo-lacto-vegetarianos, aunque esto es poco probable en los países industrializados debido a la abundancia de productos alimenticios elaborados.

 La dosis diaria recomendada es de 11 mg al día con un límite máximo de 40 mg al día. Los posibles efectos secundarios con dosis diarias superiores a 200 mg incluyen molestias gastrointestinales, pérdida de apetito, deshidratación, úlceras gástricas, erupción cutánea y dolor de cabeza. Las dosis superiores a 450 mg al día puede resultar en un metabolismo alterado del hierro, niveles bajos de cobre, anemia y la reducción de la función inmune.

La deficiencia de zinc es muy poco probable con una dieta bien balanceada, lo que sugiere un papel muy limitado de suplementación adicional para el tratamiento de la fertilidad masculina. El exceso de ingesta de zinc se asocia con efectos secundarios significativos.
Para más información,consultar los siguientes artículos:

  1. Preguntas sobre la vitamina A y la fertilidad masculina
  2. Preguntas sobre los suplementos de carnitina para mejorar la fertilidad masculina
  3. Preguntas sobre suplementos con vitamina E y selenio para aumentar la fertilidad
  4. Tomar antioxidantes mejora la calidad del esperma

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.