Razones no tan evidentes para elegir el parto por cesárea



Una de las primeras cosas que las mujeres suelen pensar después de un parto por cesárea es ... "Era necesario". Hay cuatro situaciones  en las que es absolutamente necesario para la supervivencia de la madre o el bebé o de ambos: placenta previa, presentación transversal, desproporción céfalo-pélvica y prolapso del cordón umbilical durante la primera etapa del trabajo de parto. Pero además de estas cuatro condiciones existe un área gris, donde la decisión de la cesárea no está tan clara.

Desproporción céfalo-pélvica relativa


 A diferencia de la desproporción verdadera,  donde nunca se puede dar a luz por vía vaginal, la desproporción céfalo-pélvica relativa  se diagnostica después de haber trabajado durante algún tiempo y después de que su médico le ha dado a su cuerpo la oportunidad de dar a luz a su bebé por vía vaginal, no porque su cabeza sea más grande que el agujero de la pelvis sino, por ejemplo, por una posición anómala del feto.


¿Cómo darse cuenta en el parto de que se está sufriendo una desproporción cefalo-pélvica?
 1) La cabeza del bebé no desciende en la pelvis. Es posible que escuche a su médico o matrona decir que su bebé está en una estación negativa. 
2) Pueden hacerle una ecogrrafía,  para estimar el tamaño de su bebé. Tenga en cuenta que esta no siempre es exacta. 


Mala posición de la cabeza


Para que la cabeza del bebé pase a través de la pelvis el diámetro más pequeño de su cabeza debe alinearse con el mayor diámetro de la pelvis. La posición óptima de esto es cuando su barbilla está metida contra su pecho. Pero a veces el bebé inclina la cabeza hacia atrás, como mirando hacia arriba (presentación de frente). Esto hace que sea mucho más difícil para la cabeza pasar por la estrecha abertura de la pelvis.

Del mismo modo la mejor posición para el parto se produce cuando la cara del bebé mira hacia la columna de la madre. Esto es así porque la cara es más suave y puede acomodarse más fácilmente a través de la pelvis. Pero si el bebé viene con la parte posterior de su cabeza contra la columna de la madre, entonces se puede experimentar un parto muy doloroso y lento. Este intenso dolor es causado por el roce de las dos superficies duras juntas, craneo del bebé contra columna de la madre. El parto puede ser más lento debido a que en esta posición, la cabeza del bebé no está en contacto directo con el cuello del útero, lo que significa que la cabeza no está ejerciendo presión sobre el cuello uterino para que se abra.

Recuerde, una mala posición no es un indicador absoluto para un parto por cesárea. A veces la posición del bebé va a cambiar durante el parto y, a veces usted o su  médico  pueden utilizar técnicas para cambiar la posición del bebé. Pero del mismo modo, hay veces en que nada de esto funciona. 


Posición de nalgas


 Es la situación en la que el bebé se gira de manera que lo que aparece por el canal del parto no es su cabeza sino sus pies. Hay un  riesgo superior de que el bebé se quede atascado en el canal del parto, si la cabeza es más grande que la parte inferior. Por esta razón, muchos médicos creen que es más seguro realizar la cesárea. A veces los bebés pueden  moverse a través de un proceso llamado versión externa, pero es importante que esta maniobra la haga personal médico entrenado bajo una estrecha vigilancia. Incluso si el bebé no cambia de posición, todavía es posible tener un parto de nalgas natural. Pero esto debe ser una decisión conjunta con su equipo médico. 

Agotamiento materno


 Alcanzar sus límites es otro indicador relativo para una cesárea. A veces simplemente no podemos seguir adelante. Cada mujer y cada parto tienen diferentes límites.

Falta de progreso


 Por alguna razón el cuerpo  de la madre no está trabajando de la manera que el médico o la matrona consideran normal. Se ve a menudo en combinación con el agotamiento materno o sufrimiento fetal.


Sufrimiento fetal


  Es una de las razones más comunes dadas para la cesárea. El sufrimiento fetal se detecta por los cambios en el latido del corazón del bebé en los monitores. En los últimos veinticinco años, el uso de equipo de control ha aumentado drásticamente y con ello la tasa de cesáreas. Los monitores suelen detectar un corazón latiendo demasiado rápido (taquicardia) o demasiado lento (bradicardia). Otro patrón común se llama desaceleración tardía. Es común que la frecuencia cardíaca del bebé se desacelere durante las contracciones, para volver a recuperar su ritmo una vez que la contracción ha terminado. En una desaceleración tardía, la frecuencia cardiaca es muy lenta. A veces los bebés con sufrimiento fetal nacen sin problemas, pero los padres y los médicos deberán sopesar el riesgo de no intervenir con una cesárea.

Prolapso del cordón umbilical en la segunda etapa del parto



 Se trata de una situación grave y potencialmente mortal para el bebé. Pero si se está completamente dilatada, a veces el médico puede optar por  realizar una episiotomía (un corte entre la vagina y el ano) y el uso de fórceps o un extractor de vacío. 


Historia obstétrica anterior (cesáreas anteriores)



La razón para el viejo dicho de que una vez se tiene una cesárea siempre se tendrán partos por cesárea,  fue por el temor de que durante partos posteriores, la cicatriz anterior se separaría. La investigación ha demostrado que esto es extremadamente raro.Como resultado, muchos médicos ahora alientan a que las madres tengan el parto  por vía vaginal. 

Elección


 Un número creciente de mujeres elige tener un parto por cesárea electiva,  bien tras un primer parto traumático o por un conjunto profundas preocupaciones sobre su seguridad y de la de su bebé. Es el deber de su médico proporcionarle toda la información para obtener su consentimiento plenamente informado.

Otros artículos relacionados


Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.