Qué es la episiotomía y cómo afrontarla

¿Qué es la episitomía?


La episiotomía es una incisión quirúrgica o corte en la vulva durante el parto para prevenir o reducir la presión que sufren tanto el canal del parto como la cabeza del bebé sometida a una presión constante contra la zona perineal. La episiotomía generalmente se realiza cuando la cabeza del feto está presionando contra la vulva, ejerciendo una cierta presión sobre la incisión. En  general se lleva a cabo antes de que se produzca un estiramiento excesivo del tejido, pero no tan temprano como para permitir un sangrado prolongado de la herida hasta que nace el bebé.


¿Está la episiotomía pasada de moda?



Durante años, se pensó que la episiotomía ayudaba a prevenir desgarros vaginales durante el parto, heridas mucho más grandes que las que suponía la producida por la episiotomía. También se pensó que evitaba problemas posteriores al parto como una vejiga caída o que el recto se comunicase con la vagina.
Hoy, sin embargo, la investigación sugiere que las episiotomías de rutina no evitan estos problemas.
La recuperación es incómoa, y a veces la incisión quirúrgica es más grande de lo que un desgarro natural habría sido. La  herida puede infectarse. Para algunas mujeres, la episiotomía causa dolor durante las relaciones sexuales en los meses posteriores al parto. La episiotomía también podría contribuir a la incontinencia fecal después del parto.

A veces, muchas mujeres no tienen información sobre la episiotomía por parte del médico, familiares o conocidos. Algunas mujeres piensan que la episiotomía es un medio de alivio del dolor al disminuir el tiempo la expulsión del feto, lo que demuestra la ignorancia sobre sus indicaciones.


Por otro lado muchas mujeres dicen que después de la episiotomía, su vida sexual ha cambiado debido al dolor durante relaciones sexuales (dispareunia), la sensación de que no se suturaron adecuadamente y se sienten avergonzadas ante su pareja.

Las episiotomías de rutina ya no se recomiendan. Aún así, el procedimiento se justifica en algunos casos.
El médico podría recomendar una episiotomía si:
  • Parece probable un desgarro vaginal grave
  • El bebé está en una posición anormal (de nalgas, por ej)
  • El bebé debe salir rápido (sufrimiento fetal)

    El papel de las compresas tibias y  el masaje 

    Durante la segunda etapa del parto - cuando estés empujando - el médico podría aplicar compresas calientes en el tejido entre la abertura de la vagina y el ano. Esto podría ablandar dicho tejido y ayudar a prevenir desgarros en la piel.
    Aunque la eficacia de las compresas calientes es mayor, algunos médicos también masajean la zona comprendida entre la abertura de la vagina y el ano a medida que progresa el parto. Esto se conoce como masaje perineal.
    Tu médico podría incluso recomendarte probar el masaje perineal antes del parto en casa.
    Comienza por lavarte las manos con agua caliente y jabón.Asegúrate de que tus uñas estén cortas y limpias. Luego, toma un lubricante vaginal y pónlo en tus manos. Coloca los pulgares dentro de tu vagina y presiona hacia abajo, hacia el recto.Mantén esta posición durante uno o dos minutos. Luego, masajea lentamente la mitad inferior de la vagina. Repite el masaje una vez al día durante 10 minutos hasta el dí del parto.

    La curación de una episiotomía

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.