Causas de aborto

El aborto es común. Aproximadamente, el 15% de las mujeres experimentan una sola pérdida espontánea de embarazo diagnosticado por ecografía. Este porcentaje refleja embarazos solamente reconocidos clínicamente en la ecografía, pero una infinidad de pérdidas se producen antes, muy temprano y pasan desapercibidas.

Dependiendo de la edad gestacional en el momento que se produce la pérdida del embarazo, se emplean diferentes terminologías para la pérdida del embarazo. El término aborto involuntario a menudo se utiliza para definir la pérdida del embarazo desde el momento de la concepción hasta la semana 20 de gestación. 
La pérdida del embarazo a partir de ese momento se llama  muerte fetal.
La Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología define "pérdida temprana del embarazo" la pérdida de la actividad cardiaca fetal antes de las 12 semanas y  "pérdida del embarazo tardío"  la pérdida de la actividad cardiaca fetal en o después de la semana 12 de gestación.

 Esta clasificación de la pérdida del embarazo de acuerdo con la edad gestacional tiene su razón de ser, ya que la incidencia de aborto en el primer trimestre es mayor y la causa o causas son diferentes.

La definición de aborto involuntario recurrente es un tema de debate se refiere a 2-3 o más abortos involuntarios en el primer trimestre como la pérdida recurrente del embarazo. La pérdida recurrente del embarazo afecta hasta un 3% de las parejas fértiles.

La mayoría de los abortos que se producen antes de la semana 10 de gestación se deben a errores cromosómicos derivados de eventos que se producen casualmente durante la formación de un ovocito o un espermatozoide.

Los abortos tardíos, más allá de las 24 semanas de gestación, ocurren esporádicamente y son a menudo debidos a factores maternos, como la preeclampsia. 
A pesar de un trabajo de diagnóstico, en aproximadamente un 50% de los casos no se puede identificar la causa. Causas uterinas, hormonales y cromosómicas, alteraciones endocrinas y trastornos inmunológicos han sido asociados con la pérdida recurrente del embarazo.

La edad materna es el factor de riesgo más importante para la pérdida de embarazo y probablemente refleja la prevalencia de errores cromosómicos casuales en los ovocitos, cuya frecuencia aumenta a medida que envejecen los ovarios. 
La probabilidad de pérdida del embarazo es de alrededor de 9% en las mujeres de 20-24 años de edad y se incrementa a más del 50% en las mujeres que son mayores de 42 años . 

La pérdida del embarazo se produce con mayor frecuencia en mujeres con trombofilia. El término trombofilia se utiliza para describir los factores de riesgo "endógeno" de tromboembolismo venoso. La trombofilia puede ser adquirida o hereditaria, y puede ser identificada en aproximadamente la mitad de todos los pacientes con tromboembolismo venoso.

La trombofilia adquirida comprende el síndrome antifosfolípido que consiste en la presencia persistente en la sangre de la madre de anticoagulante lúpico, anticuerpos contra la cardiolipina o anticuerpos contra beta 2 glicoproteína I. Además, habrá seguramente trombosis venosa o arterial, o tres o más pérdidas  inexplicables de embarazo, todas antes de las 10 semanas de gestación, o bien una o más muertes fetales intrauterinas más allá de las 20 semanas de gestación o el nacimiento de uno o más prematuros antes de 34 semanas de gestación , debido a eclampsia, preeclampsia grave o características reconocidas de insuficiencia placentaria.

La trombofilia heredada comprende deficiencias de las proteínas anticoagulantes naturales, antitrombina, proteína C o proteína S, lo que se asocia con la pérdida recurrente del embarazo, la pérdida del embarazo tardío y pre-eclampsia 

La asociación entre la trombofilia y la pérdida del embarazo se basa, según la hipótesis más respaldadam en que la pérdida del embarazo podría ser causada por una trombosis en los vasos sanguíneos de la placenta.
La coagulación y la inflamación son vías estrechamente relacionadas  y varias observaciones han implicado un papel de la inflamación  en la insuficiencia embarazo.

Estas observaciones indican claramente un papel tanto para la coagulación y la inflamación, por lo que se ha planteado la hipótesis de un efecto beneficioso de agentes antitrombóticos y antiinflamatorios como la heparina y la aspirina. El mecanismo de acción de la heparina se atribuye principalmente a su actividad anticoagulante. Esta actividad anticoagulante puede reducir la trombosis en la vasculatura de la placenta. Además, es anti-inflamatoria y promueve la diferenciación de la placenta.  Heparina combinada con aspirina son el tratamiento de elección en este tipo de abortos.



Lo más leido:

Calcula aquí la fecha de tu próxima menstruación
¿Sangrado de implantación, aborto o menstruación?
¿Embaraza el líquido preseminal? Aquí la respuesta científica
Valores de hCG en el embarazo
¿Flujo marrón? Aquí las causas
¿Sangrado en el embarazo? sangrado de implantación, aborto o menstruación
Menstruación cada 15 días. Aquí las causas
Lo que debes saber sobre la presencia de un bulto o dolor en el testículo



Leer más

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.