Lo que debes saber sobre sangrar por la nariz en el embarazo

Muchas mujeres desarrollan hemorragias nasales durante el embarazo. La mayoría de las hemorragias nasales son inofensivas. 
Las hemorragias nasales durante el embarazo son más comunes a medida que los vasos sanguíneos en el cuerpo se expanden y el volumen de bombeo de la sangre a través del cuerpo aumenta durante el embarazo. Estar embarazada puede aumentar la presión en los vasos sanguíneos de la nariz, lo que contribuye a que se den hemorragias nasales.El volumen de sangre aumenta en el primer trimestre, manteniéndose alto durante todo el tercer trimestre, para que el feto pueda conseguir fácilmente todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo. Las hormonas, estrógenos y progesterona, aumentan el flujo de sangre a todos los órganos y tejidos, incluyendo todas las membranas mucosas en el cuerpo. 

El sangrado de nariz es más probable  si se está esperando gemelos, se tiene una infección en los senos, alergias o frío. 
Las hemorragias nasales también son comunes cuando una mujer tiene un resfriado o cuando tiene la mucosa nasal particularmente seca, ya que estas condiciones pueden contribuir a irritación de las membranas.Ambientes secos como habitaciones con aire acondicionado, cabinas de aviones y climas fríos son otros factores de riesgo significativos.
Sonarse la nariz o el uso de productos agresivos también pueden contribuir a la irritación y puede producir hemorragias nasales frecuentes. Las mujeres embarazadas experimentan congestión nasal con más frecuencia que las no embarazadas, por tanto, son más propensas a sonarse la nariz con más frecuencia. 


El tratamiento de una hemorragia nasal en el embarazo

Si usted desarrolla hemorragias nasales durante el embarazo, hay varios pasos simples que puede tomar para detenerlas. En el momento en el que nota un sangrado por la nariz, siéntese y aplique presión a la fosa nasal, apretándola durante unos diez minutos. Después, inclínese hacia adelante manteniendo la boca abierta, dejando que gotee la sangre por la nariz, o por la boca.
Acuéstese sobre un lado en caso de que se sienta débil. 
Si se suelta la presión antes de tiempo es probable que tenga que empezar todo de nuevo. Algunas mujeres indican que la aplicación de una bolsa de hielo sobre la nariz ayuda a acelerar este proceso. El hielo tiende a constreñir el flujo de sangre a través de los vasos sanguíneos. Evite inclinar la cabeza hacia atrás. Esto haría que la sangre de la nariz pase a la garganta y el estómago, lo que puede producir náuseas y vómitos.

Tomar las siguientes medidas en las próximas 24 horas:
  • Evitar cualquier actividad extenuante y ejercicio
  • Evitar  sonarse la nariz
  • Evitar cualquier bebida caliente o alcohol, ya que pueden dilatar los vasos sanguíneos de la nariz

¿Cuándo llamar al médico?



  • Cuando las hemorragias son abundantes y frecuentes
  • Cuando el sangrado viene de la parte posterior de la nariz, ya que podría indicar condiciones como hipertensión gestacional o algún trastorno de la coagulación de la sangre
  • Hemorragia nasal acompañada de mareos, desmayos y dolor de cabeza (pueden indicar condiciones como la diabetes, la anemia, presión arterial alta y preeclampsia) 
  • Hemorragia nasal junto con la diarrea

La prevención de las hemorragias nasales en el embarazo

Hay algunos detalles simples que pueden ayudar a prevenir o reducir al mínimo el número de hemorragias nasales durante el embarazo. 
Trate de usar un humidificador en su habitación por la noche para mantener el aire húmedo en su habitación. El aire seco puede secar las membranas mucosas y contribuir a las hemorragias nasales.
Evite sonarse la nariz con mucha energía, sobre todo cuando tenga un resfriado. 
Asegúrese de beber suficientes líquidos durante el día para mantener sus membranas mucosas bien hidratadas. 
Puede probar con un poco de vaselina en el interior de la nariz para ayudar a prevenir que las membranas se sequen.
Evitar la inhalación de perfumes fuertes ​​o humo
La vitamina C ayuda a fortalecer los capilares, lo que reduce las probabilidades de sufrir hemorragias nasales. 


Leer más

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.