Hiperprolactinemia, lo que debes saber..

La hiperprolactinemia es un trastorno caracterizado por un aumento en los niveles normales de prolactina, hormona sexual que cumple un papel primordial en la lactancia materna.

La prolactina es una hormona que, asociada a otras hormonas sexuales, interviene en el ciclo sexual femenino y estimula el crecimiento y desarrollo de las glándulas mamarias durante el embarazo y la lactancia; así como también el inicio y el mantenimiento de la producción de la leche materna. Por esto, cuando la producción de ésta hormona comienza a elevarse por encima de valores normales, aparecen en la mujer trastornos en el ciclo menstrual, amenorrea y galactorrea.

Numerosas son las causas capaces de desencadenar un aumento exagerado en la producción de prolactina, entre las más frecuentes se destacan las fisiológicas, como embarazo, lactancia, manipulación de las mamas y el ejercicio. Entre las patológicas, lo habitual es que sea generada por un tumor productor de prolactina de la glándula hipófisis. También se la ha observado en cuadros de hipotiroidismo y con el uso de diversos medicamentos (psicofármacos), estrógenos, antidepresivos, etc.

 Síntomas de la hiperprolactinemia

Si bien las manifestaciones clínicas son muy variables, la forma de presentación característica es como un cuadro de amenorrea y de galactorrea . La amenorrea se caracteriza por la falta de menstruación por un período de aproximadamente 90 días o más, durante la madurez sexual de la mujer. Como galactorrea se define a la producción láctea que se produce fuera del período de lactancia materna; la cual puede aparecer en forma espontánea o con la manipulación de las mamas, en uno o en ambos pechos.

Muchas mujeres refieren, en forma asociada, intensos dolores de cabeza, trastornos en la visión, malestar general y que durante la adolescencia los caracteres sexuales femeninos aparecieron mucho tiempo después que sus pares.

El denominado síndrome de tensión premenstrual y la disminución de la libido son también muy referidos en la consulta. No es raro observar un incremento del vello corporal, estimulado por un incremento de los niveles de andrógenos circulantes.

Si bien, es un cuadro que afecta predominantemente a mujeres; en los hombres, aunque muy raro, también puede observarse. Se manifiesta a través de una disminución de la función de las hormonas sexuales, como disminución de la libido, impotencia sexual o esterilidad. La galactorrea es difícil de observar.
Tratamiento
Las distintas terapias utilizadas se basan en el tratamiento o erradicación de la causa desencadenante de la hiperprolactinemia.

Razón por la cual, antes de iniciar cualquiera de ellas, resulta primordial identificarla agotando todos los recursos con los que se disponga para ello.

De identificarse algún medicamento como responsable del cuadro, la suspensión inmediata del mismo está indicada, quedando a criterio del médico de cabecera su reemplazo.

De tratarse de un tumor de hipófisis productor de prolactina, el tratamiento de elección es tema de discusión permanente. Dependiendo de los niveles de prolactina circulante y del tamaño del tumor, se utilizarán medicamentos como bromocriptina, cabergolina, o se recurrirá a la extirpación quirúrgica del mismo.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.