¿Anticonceptivo con más de 40 años? La respuesta

No es ningún secreto que la mitad de todos los embarazos  no son planeados, y que las adolescentes tienen la tasa más alta de embarazo no planificado. Lo que no es tan conocido es que las mujeres de 40 años tienen la segunda tasa más alta.
El uso óptimo de la anticoncepción en todo el periodo que rodea a la menopausia es crucial, pero encontrar el método adecuado de control de la natalidad para cada mujer  puede ser un poco difícil. Los DIUs (dispositivos intrauterinos) o los implantes de progestágenos,son las mejores opciones  cuando la prevención del embarazo es el objetivo principal, dada su eficacia y número limitado de contraindicaciones.
Sin embargo, las mujeres que comienzan a experimentar síntomas de la menopausia como fuertes sofocos, a menudo necesitan un anticonceptivo hormonal combinado, que contenga progestágenos y estrógenos para aliviar los síntomas vasomotores y a la vez controlar el ciclo.
Pero los médicos pueden ser reacios a prescribir productos que contienen estrógenos para aquellas mujeres de más de 40 años que tienen más riesgo de  cáncer de mama, enfermedad cardiovascular o de tromboembolismo venoso.
El riesgo de trombos aumenta sustancialmente para las mujeres mayores de 40 años. En las edades de 45 a 49  existe dos veces más resgo de trombosis que  en las mujeres de entre 25 a 29. 
La obesidad aumenta el riesgo. 
Entre los diferentes anticonceptivos orales combinados hay también diferente riesgo de trombosis.
Aquellos que contienen ciertos progestágenos modernos, de tercera generación (gestodeno y desogestrel) pueden prodrucir más riesgo que las que contienen progestágenos antiguos de primera o segunda generación. Las pastillas que contienen altas dosis de estrógeno también tienen más probabilidades de estar asociadas con trombosis.
La drospirenona es un progestágenos más reciente.  Numerosos estudios han investigado la asociación entre la drospirenona y el riesgo de trombosis, con resultados contradictorios, aunque recienemente un estudio con más de 85.000 mujeres no mostró ningún aumento en el riesgo de trombos en las mujeres que toman anticonceptivos orales combinados con drospirenona en comparación con las píldoras que no contienen este progestágeno. 
Los anticonceptivos no orales, incluido el anillo vaginal y el parche, ofrecen la comodidad de uso semanal o mensual con beneficios similares a las pastillas combinadas. Algunos temen que la continua exposición a las hormonas asociadas con estos métodos puede aumentar el riesgo de trombos, pero no hay evidencia de ello.
La hipertensión es un factor clave. Los anticonceptivos se debe utilizar con precaución en mujeres con hipertensión y las pastillas combinadas están contraindicadas para las mujeres con una presión arterial alta o con cualquier manifestación de enfermedad vascular. En estos casos se prefieren los métodos que llevan sólo progestágenos con excepcion de la inyección de acetato de medroxiprogesterona, debido a su potencial para causar aumento de peso y problemas metabólicos. 

Si la mujer de más de 40 años tiene diabetes  pueden utilizar con seguridad las pastillas combinadas. Las excepciones: las que tienen  enfermedad vascular, nefropatía, retinopatía o neuropatía. En general, el uso de la insulina no debe afectar a las decisiones relativas a los anticonceptivos ya que las hormonas de estos no  van a empeorar su control de la diabetes.


El cáncer de mama es una preocupación importante para muchas mujeres a medida que envejecen. Aunque la historia familiar indique un aumento del riesgo de desarrollar cáncer de mama, una revisión sistemática indica que los anticonceptivos orales combinados no añaden a este riesgo. Antes podía ser así, pero las dosis más bajas de estrógenos en los anticonceptivos orales combinados de hoy no parecen aumentar significativamente el riesgo de cáncer de mama.

Leer más:



Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.