Vaginitis, cómo distinguirlas


¿Qué es la vaginitis?

La vaginitis es la inflamación de la vagina. La vulvovaginitis es la inflamación de la vagina y la vulva, mientras que la cervicitis es la inflamación del cuello uterino. 

¿Cuáles son las causas de la vaginitis? 

Son tres infecciones: la vaginosis bacteriana, la candidiasis y la tricomoniasis.  
Algunos problemas psicosexuales y la depresión pueden presentar episodios recurrentes de descarga vaginal, que no deben ser confundidos con una vaginitis infecciosa. También existen causas alérgicas.

La vaginosis bacteriana  es la causa más común de flujo vaginal anormal en la mujer en edad fértil, pero también se pueden encontrar en las mujeres menopáusicas, y es bastante rara en las niñas. afecta a casi el 5% de las mujeres universitarias y al 60% de las mujeres con enfermedades de transmisión sexual.  La vaginosis bacteriana se produce porque la vagina, un lugar permanentemente colonizado por múltiples bacterias, sufre un desequilibrio que potencia el crecimiento de unas bacterias y la disminucion en número de otras. Fundamentalmente, lo que ocurre en la vaginosis bacteriana es que los lactobacilos son sustituidos por otras bacterias (Gardnerella vaginalis , Prevotella spp., Micoplasma hominis, Mobiluncus spp,  Escherichia coli , estreptococos y estafilococos) lo que produce un  incremento en el pH vaginal. 

¿Por qué se produce este desequilibrio? Existen dos explicaciones posibles:
1) los lactobacilos desaparecen debido a factores ambientales, tales como duchas vaginales, o cambios frecuentes de pH debido a las relaciones de pareja u otros factores 
2) algunos lactobacilos son atacados por los virus que los destruyen.


Muchos factores de riesgo predisponen a sufrir vaginosis bacteriana. Por ejemplo, un número alto de parejas sexuales en los tres meses anteriores, junto con un historial de enfermedades de transmisión sexual y las duchas vaginales. Los anticonceptivos orales y el DIU no sólo disminuyen el riesgo de embarazo, sino que también protegen contra la vaginosis bacteriana.


Candida albicans
La candidiasis vulvovaginal está causada por un crecimiento excesivo de Candida albicans  Se estima que el 75% de las mujeres experimentan al menos un episodio de candidiasis en algún momento de su vida. Un 10 a 20% son portadoras asintomáticas de la candida, porcentaje que puede elevarse hasta un  40% durante el embarazo. Por otra parte, casi el 10% de las mujeres experimentan repetidos brotes de candidiasis sin factores precipitantes obvios. Los principales factores de riesgo en el desarrollo de la candidiasis incluyen :

  • antecedentes de candidiasis, 
  • la utilización reciente de antibióticos de amplio espectro, 
  • diabetes mellitus, 
  • SIDA, 
  • y el uso de inmunosupresores.


Tricomonas
Trichomonas vaginalis (TV) es un protozoo flagelado que es un parásito del tracto genital. En los adultos es casi exclusivamente un organismo de transmisión sexual.  Trichomonas vaginalis es típicamente una coinfección con otras enfermedades venéreas, especialmente la gonorrea y la clamidia. Su incidencia es baja: entre un 2-4% en las mujeres entre 18-24 qños y del 4% en las personas de 25 años o más. 


¿Cuáles son los síntomas de vaginitis?


Los síntomas más frecuentes  en las vaginitis son:

Síntoma

Frecuencia  (%)

Picor vulvar

65
Ardor vulvar

60
Rojez vulvar

40
Flujo anormal

50
Olor

20




Los síntomas de la vaginitis pueden variar según su causa:



Síntoma                 Vaginosis bacteriana    Tricomonas          Candidas
Mal olor vaginal              +                                   +/–                       –
Flujo vaginal          Gris, líquido                    Verde-amarillento       Blanco
Picor vulvar                      +/–                                   +                         +
Dolor en las relaciones        –                                +                          –
Enrojecimiento vulvar        –                                  +/–                     +/–
Burbujas flujo vaginal        +                                  +/–                         –
Cuello uterino enrojecido    –                                 +/–                      +/–
La candidiasis presenta un flujo vaginal anormal, que es  a menudo descrito como de grumos blancos parecidos a la cuajada. Además tiende a ser un flujo espeso y se produce picor vulvar, pero generalmente el flujo no produce mal olor.
La tricomoniasis a menudo se presenta con una secreción vaginal amarillo-gris-verdosa-espumosa con olor desagradable.  Otros síntomas incluyen mal olor (menos del 50% de los casos) y aumento de los síntomas premenstruales. El signo más específico de la tricomoniasis es la colpitis macularis, o cuello uterino de fresa, que se describe como un cuello uterino hinchado y con un punteado rojo de pequeñas hemorragias. Sin embargo, este síntoma sólo puede verse con la ayuda de un espéculo.


¿Cómo saber cual ha sido la causa de vaginitis en tu caso?

Debes hacerte una serie de preguntas sobre tu estilo de vida y salud:
  1. El color del flujo vaginal
  2. Cantidad  del flujo vaginal
  3. Duración de los síntomas
  4. Asociación con la menstruación
  5. Enfermedades de transmisión sexual en los anteriores 3 meses
  6. Parejas actuales y anteriores y su salud reproductiva
  7. Método de higiene íntima
  8. Uso de anticonceptivo oral  o DIU
  9. Uso reciente de antibióticos
  10. Embarazo
  11. Enfermedades, dietas, inmunosupresión.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.