¿Golpe en el embarazo? Lo que puede pasar

Los golpes durante el embarazo no sólo afectan a la mujer embarazada, sino también al feto y pueden provocar problemas en el embarazo. Una lesión complica aproximadamente el 6-7 por ciento de todos los embarazos, siendo los accidentes de tráfico la causa más habitual. Los accidentes de tráfico son una de las principales causas de golpes maternos relacionados con muertes fetales.

Aunque algunos estudios han señalado que la gravedad del golpe está relacionada con la gravedad de los problemas en el embarazo, los accidentes menos graves también pueden producir problemas. Entre las mujeres embarazadas que sufren golpes no severos, también hay un mayor riesgo de parto prematuro, desprendimiento de la placenta y parto por cesárea. En una recopilación de casos clínicos, 41 de 120 mujeres embarazadas que tuvieron accidentes con golpes menores sufrieron desprendimiento de la placenta. Otros estudios de golpes menores en mujeres embarazas indican mayores tasas de parto prematuro, desprendimiento de la placenta y cesárea.
El golpe relativamente leve puede tener un impacto sustancial en el embarazo. El impacto de choque pueden causar que la placenta se separe del útero. Es posible que un traumatismo menor durante el embarazo puede dar lugar a interrupción placentaria crónica pequeña que persiste durante el embarazo, lo que puede causar un aumento en el riesgo de desprendimiento aguda de la placenta, parto prematuro, ruptura prematura de las membranas y a la insuficiencia placentaria que restringe el crecimiento fetal. 
El problema es que los médicos saben menos acerca de la consecuencia de  tener golpes menores, ya que no son documentados de la misma manera que los golpes graves, y porque se  cree que el impacto que tienen sobre el feto va a ser pequeño o no perjudicial.
En todo caso, aquellas mujeres que tenían signos tales como contracciones, dolor uterino, sangrado vaginal, o sufrimiento fetal deben ser hospitalizadas a pesar de no tener golpes muy fuertes, para una adecuada vigilancia materna y fetal.


Leer más



Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.