Congestion nasal en el embarazo. Descongestionantes y sus riesgos

Los descongestionantes nasales, particularmente la pseudoefedrina, se encuentran entre los medicamentos de venta libre utilizados más comúnmente durante el embarazo. Debido a que están disponibles sin receta, son percibidos como seguros por las mujeres embarazadas. Sin embargo, la seguridad de la exposición prenatal a estas sustancias con respecto a sufrir determinados defectos de nacimiento sigue siendo poco clara. 

Los estudios epidemiológicos de descongestionantes específicos han identificado riesgos elevados de defectos de nacimiento específicos, incluyendo defectos del corazón, los ojos y los oídos, intestino, pared abdominal, y los pies.

No se sabe si alguno de los descongestionantes orales (pseudoefedrina, fenilefrina, fenilpropanolamina)  cruzan la placenta para ejercer un efecto directo sobre el feto. No obstante, sus propiedades vasoconstrictoras pueden causar constricción de los vasos uterinos, lo que contribuye al riesgo de muerte fetal a través de la interrupción vascular o el estrés oxidativo inducido por la falta de oxígeno. Aunque se administran por vía intranasal para un efecto localizado con un riesgo menor que los agentes administrados por vía sistémica, los descongestionantes intranasales, principalmente oximetazolina y xilometazolina, se absorben bien desde la mucosa nasal y pueden producir efectos sistémicos.


Aunque no se sabe si estos agentes atraviesan la placenta, hay datos que muestran cambios de la frecuencia cardíaca fetal después del uso materno de oximetazolina en aerosol nasal, lo que sugiere que oximetazolina y posiblemente otros descongestionantes intranasales podrían afectar al feto. Además de su actividad vasoconstrictora, oximetazolina y xilometazolina también son agonistas de algunos receptores de la serotonina.  El aumento de la estimulación de estos receptores podría afectar al desarrollo fetal y causar defectos de nacimiento.



Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.