Lo que debes saber de edulcorantes artificiales y embarazo

Hay mucha preocupación sobre la dieta y la nutrición durante el embarazo. Uno de estos problemas es con respecto a los edulcorantes artificiales y el embarazo. ¿Se deben utilizar estos edulcorantes durante el embarazo? Muchas mujeres eliminan el azúcar de su dieta, para reemplazarlo con alimentos y bebidas endulzadas artificialmente.

Estas directrices proporcionan información sobre la seguridad de estos edulcorantes. Al igual que con la mayoría de las cosas en el embarazo, siempre es mejor consultar con su médico acerca de qué ingredientes artificiales son seguros para su uso durante el embarazo.

Los edulcorantes artificiales son ingredientes que añaden dulzura a los alimentos. Los edulcorantes son ingredientes de refrescos, postres, dulces y pasteles. Hay dos categorías de edulcorantes: nutritivos (con calorías) y no nutritivos (sin calorías).

Los edulcorantes nutritivos (tales como el azúcar de mesa) contienen lo que se llama calorías "vacías". Estos aditivos aportan calorías a la dieta, pero contienen pocas vitaminas o minerales. Cuando se usan con moderación, los edulcorantes nutritivos se consideran seguros para el consumo durante el embarazo asumiendo que no contribuyan a un exceso de peso en la mujer.

Sin embargo, las mujeres con intolerancia a los carbohidratos, tales como aquellas que desarrollan diabetes gestacional, diabetes mellitus, o resistencia a la insulina necesitan limitar el uso de edulcorantes nutritivos.

Los edulcorantes nutritivos incluyen azúcares tales como sacarosa, dextrosa, miel, azúcar de maíz, fructosa, y maltosa. Los alcoholes de azúcar también son edulcorantes nutritivos que a menudo se encuentran en los alimentos etiquetados como "sin azúcar". Técnicamente, los alcoholes derivados del azúcar no son azúcares, pero tienen calorías que se pueden convertir en grasa.

Ejemplos de alcoholes derivados del azúcar son: sorbitol, xilitol, isomaltosa, manitol y almidón hidrogenado.

Los edulcorantes no nutritivos se añaden en muy pequeñas cantidades y producen un efecto edulcorante significativo. Han sido aprobados para su uso en alimentos y bebidas en calorías dietéticas o reducidas. Los siguientes son los edulcorantes no nutritivos que se consideran seguros durante el embarazo:

Acesulfamo de potasio

Este edulcorante se añade a los productos horneados, postres congelados, gelatinas, pudines y bebidas. El Acesulfamo de potasio ha sido considerado seguro para usar con moderación durante el embarazo por la FDA.

Aspartamo

El aspartamo se encuentra a menudo como aditivo en refrescos, gelatinas, postres, mezclas para pudín, cereales para el desayuno, bebidas, chicles, productos lácteos y otros alimentos y medicamentos. De acuerdo con la FDA, el aspartamo es seguro para su uso durante el embarazo y la lactancia. Se recomienda limitar el consumo a un nivel moderado.

El aspartamo no debe ser utilizado por mujeres con fenilcetonuria, enfermedad hepática, o por las mujeres embarazadas que tienen altos niveles de fenilalanina en la sangre. La fenilalanina es un componente del aspartamo que no puede metabolizarse correctamente en personas que tengan estas enfermedades.

Rebaudiósido A (Stevia)

Este es un nuevo  edulcorante que se utiliza con frecuencia en los refrescos y zumos. La FDA considera Stevia seguro durante el embarazo.

Sucralosa: (Splenda)

Es edulcorante no calórico que se deriva del azúcar. La sucralosa ha sido aprobada para su uso en productos horneados, mezclas para hornear, bebidas no alcohólicas, chicles, café y té, dulces y glaseados, grasas y aceites, postres lácteos congelados y mezclas, zumos de frutas, salsas dulces, aderezos y jarabes. 
La sucralosa no tiene efecto sobre el azúcar en la sangre, no aporta calorías y se considera segura durante el embarazo y la lactancia. 

Edulcorantes Artificiales Que No Son Seguros Durante El Embarazo

Sacarina
Aunque no se utiliza tanto hoy como en el pasado, todavía aparece en muchos alimentos, bebidas y otras sustancias. La FDA considera a la sacarina segura para el público en general. Antiguos estudios que habían vinculado a la sacarina a un mayor riesgo de cáncer de vejiga han sido refutados.
Sin embargo, otros estudios muestran que la sacarina atraviesa la placenta y puede permanecer en el tejido fetal, por lo que su uso en mujeres embarazadas sigue siendo cuestionado.

Ciclamato

El ciclamato está prohibido para su uso en muchos países y no hay datos suficientes sobre la seguridad de su uso durante el embarazo. 


Leer más


Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.