Colestasis intrahepática del embarazo. Lo que debes saber

La Colestasis intrahepática del embarazo también se le llama  ictericia idiopática del embarazo o colestasis obstétrica y  es causada por la interrupción del flujo de bilis hepática durante el embarazo. Se ha registrado en hasta 150 casos por cada 10.000 embarazos. En el 80% de las pacientes, el momento de inicio es después de la semana 30. Es importante ser capaz de identificar esta enfermedad y distinguirla de otros problemas de la piel que también producen picor, porque en este caso, a diferencia de en los simples problemas dérmicos, existe un riesgo para la madre y para el feto.

Síntomas de la Colestasis intrahepática del embarazo


El síntoma principal es un picor generalizado que afecta a las palmas de las manos y las plantas de los pies, y que en ocasiones se extiende a las piernas y el abdomen. Este picor suele ser tan grave que conduce al insomnio crónico. Las lesiones cutáneas secundarias son el enrojeciemiento y las excoriaciones. La ictericia (piel y ojos amarillos) es observable en el 10% a 20% de las pacientes.
La génesis de esta condición se piensa que es una combinación de factores genéticos y ambientales. Los antecedentes familiares de la enfermedad están presente en la mitad de los casos y los casos con un componente familiar tienden a ser más graves. La Colestasis intrahepática del embarazo  puede ser una respuesta exagerada a un aumento de los niveles de estrógeno en el embarazo, pero el mecanismo de esta respuesta es desconocido. 

Diagnóstico de la Colestasis intrahepática del embarazo

Otras enfermedades que deben diferenciarse en el diagnóstico son la hepatitis viral, enfermedades de la vesícula biliar, penfigoide del embarazo, pápulas del embarazo, hepatotoxicidad, cirrosis  y uremia. Los valores de laboratorio son la herramienta diagnóstica definitiva en esta condición. El aumento de los ácidos biliares en suero es la prueba más sensible. De promedio, los niveles de ácidos biliares en suero en el embarazo son 6,6 mcmol / L, con un límite máximo de 11. El valor promedio en mujeres con Colestasis intrahepática del embarazo es nada menos que 47 mcmol / L. 
En 55% a 60% de los casos, las enzimas hepáticas aspartato aminotransferasa (AST) y alanina aminotransferasa ( ALT) se incrementan ligeramente. La esteatorrea (heces blancas grasientas) se observa a menudo y es seguida de una deficiencia de vitamina K. 

Tratamiento de la Colestasis intrahepática del embarazo

El actual estándar de tratamiento para la Colestasis intrahepática del embarazo ICP es un tratamiento con ácido ursodesoxicólico a dosis de 450 hasta 1.200 mg por día.
Antes del tratamiento con ácido ursodesoxicólico estuviese disponible, el trastorno se trató con colestiramina, lo que podría provocar una tasa del 70% de respuesta. El inconveniente de tratamiento colestiramina es que precipita la vitamina K, que ya está comprometida por el proceso de la enfermedad. Además, su inicio de acción es lento. 

Se puede provocar el parto, particularmente en pacientes con cuadros clínicos significativos. El parto provocado se debe realizar alrededor de la semana 37 a 38. Teniendo en cuenta que en esta enfermedad, la mortalidad fetal es significativa, la ICP debe ser vigilada por un médico con experiencia en la enfermedad, probablemente un gastroenterólogo.
El impacto de este trastorno de la madre sobre el feto puede ser desastroso: una tasa del 10% a 15% de muerte perinatal, y una tasa del 30% a 40% de  partos prematuros. Afortunadamente, las tasas de parto prematuro están fuertemente correlacionados con los niveles de ácidos biliares, por lo que a medida que los niveles de ácidos biliares se reducen con el tratamiento con ácido ursodesoxicólico, las tasas de parto prematuro también bajan. Actualmente, la gestión de la enfermedad ha reducido las tasas de mortalidad perinatal hasta el 3,5%. No hay evidencia de retraso del crecimiento fetal. 


Leer más


Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.