Todo lo que debes saber de embarazo y trabajo

Embarazo y discriminación de la mujer
La mayoría de los estudios que examinan las cuestiones legales que rodean el embarazo en el lugar de trabajo giran en torno al concepto de discriminación por embarazo. A pesar de que las leyes en los EE.UU., Canadá, Reino Unido y la Unión Europea prohiben la discriminación por embarazo, los estudios sugieren que las mujeres experimentan una gran enorme discriminación, tanto formal como informalmente, debido a su estado de embarazo. En un estudio llevado a cabo por la Comisión de Igualdad de Oportunidades del Reino Unido en 2005, la mitad de las mujeres embarazadas reportó algún tipo de desventaja debido a cuestiones relacionadas con el embarazo. Del mismo modo, la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de Estados Unidos reportó un aumento del 65% en las quejas relacionadas con el embarazo entre 1992 y 2007. Este porcentaje fue superior al de la discriminación sexual y al de acoso sexual en el trabajo. 

La contratación de las mujeres embarazadas es otro motivo de preocupación que se ha arbitrado legalmente. Una investigación sobre la discriminación por embarazo en el Reino Unido mostró el flagrante desprecio por las leyes que prohíben la discriminación basada en la contratación de mujeres embarazadas. Mujeres recién contratadas y despedidas  inmediatamente después de descubrimiento del embarazo y la preferencia de contratar a hombres y evitar la contratación de mujeres en edad fértil (incluso si la mujer embarazada en cuestión estaba mejor calificada por su curriculum), son las dos infracciones más comunes. También se da la pérdida de las bonificaciones y promoción como resultado del embarazo. Una encuesta realizada a los contratadores sugiere que las mujeres embarazadas son vistas como un pasivo en la fuerza de trabajo que causa un estrés excesivo al empleador. Los estudios también sugieren que los individuos tienden a percibir a las mujeres embarazadas como menos competentes.

Los riesgos físicos de trabajar en el embarazo
Los riesgos ambientales durante el embarazo varían de requerimientos físicos del puesto de trabajo a las características del entorno físico. En general, la mayoría de los estudios encontró poco o ningún impacto negativo sobre los resultados fetales debido a sus actividades normales relacionadas con el trabajo, como estar de pie, agacharse, o estar de pié muchas horas, aunque los resultados no son concluyentes. Aunque por sí solas, no parecen actividades para causar carga excesiva o causar anormalidades fetales, en la medida en la que el trabajo es manual y físicamente exigente, puede tener un efecto sobre la madre embarazada.

Las caídas son la causa principal causa de lesiones en el trabajo. Debido a los cambios fisiológicos y anatómicos del cuerpo relacionadas con el embarazo, la probabilidad de caer tanto en el trabajo como en el hogar se incrementa y es máxima alrededor del quinto al séptimo meses de embarazo. Aproximadamente una de cada cuatro mujeres dicen que se han caído durante el embarazo, y el 23% de estas caídas ocurren en el trabajo. Los estudios indican que las caídas en mujeres embarazadas que trabajan son más prominentes en las ocupaciones ya predispuestas a las caídas. Las causas de las caídas varían según la ocupación, aunque el embarazo en sí no parece ser la causa prominente, sino  más bien suelos resbaladizos, ritmo acelerado y llevar un objeto o un niño. Las caídas graves en el trabajo se asocian con cortes, fracturas de huesos o ingresos hospitalarios.
Trabajar de pié estando embarazada
Varios informes han examinado la relación entre el ambiente de trabajo y los resultados del embarazo. Los estudios no han encontrado ninguna asociación entre trabajar de pié en el trabajo y de bajo peso al nacer. Sin embargo, si existe una mayor frecuencia de aborto espontáneo y parto prematuro, si se trabaja de pie bajo circunstancias específicas (más de 7 horas de pié y antecedentes de aborto espontáneo). Muchos estudios no encontraron ninguna asociación entre estar de pie y sufrir un parto prematuro, mientras que otros observaron incrementos modestos en la probabilidad de parto prematuro cuando las madres embarazadas que trabajaban se compararon con los que no lo hacían.


Agacharse o levantar objetos son otras dos exposiciones relacionadas con el trabajo. A pesar de tronco doblado más de 1 hora al día se ha asociado con una probabilidad tres veces mayor de parto prematuro, levantar objetos, en general, no presenta una asociación significativa con el parto prematuro o bajo peso al nacimiento. No obstante, cuando las exigencias físicas del trabajo son altas, aparece una asociación con el bajo peso al nacimiento.

En un estudio con personal médico, las que informaron de niveles moderados a altos de actividad física en el trabajo eran dos veces más propensas a desarrollar preeclampsia grave, en comparación con el personal médico que reportó niveles bajos de actividad física. Sin embargo, no se encontró relación conel porcentaje de aborto espontáneo.

Los investigadores también han investigado el impacto de las largas horas de trabajo en los resultados fetales. Es de destacar que la definición de "largas horas de trabajo" aún no se ha estandarizado. Los estudios han informado de una disminución del 80 g de peso al nacer debido al aumento de las horas de trabajo. Sin embargo, esta relación no fue significativa después de controlar otros factores como edad, paridad, complicaciones durante el embarazo, índice de masa corporal, tabaquismo, consumo de alcohol, estado civil, embarazo planeado, trabajos por terceros, horas de trabajo a la semana, nivel de educación, trabajo por turnos, región del país y la tensión de trabajo. Si se combinan largas horas de trabajo y una alta actividad de trabajo físico, hay disminución de peso al nacer de hasta 350 g en promedio y mayor tendencia al aborto. 

Los riesgos químicos trabajando durante el embarazo
Ciertas actividades de trabajo ponen a las mujeres en contacto con productos químicos potencialmente perjudiciales para un embarazo. Algunos de estos productos químicos o combinaciones químicas, como el humo de tabaco, han sido bien estudiado en diversas poblaciones. Los estudios que han examinado específicamente los efectos de la inhalación de humo relacionado con el trabajo han llegado a la conclusión de que no existe una asociación entre la inhalación de humo  y fecha de parto, el peso al nacer o los problemas con la lactancia materna. E
Un estudio encontró que la exposición aguda a monóxido de carbono está relacionada con la muerte fetal, alteraciones funcionales y malformaciones anatómicas. La muerte fetal también es más común entre las mujeres que trabajan en las industrias del metal y químicas, expuestas a niveles bajos de pesticidas y germicidas. Otro estudio que investigó el impacto de los gases anestésicos entre las veterinarias embarazadas, no encontraron ningún aumento del riesgo de malformaciones fetales.
Varios disolventes utilizado por curtidores han demostrado tener una asociación con  problemas de bajo peso del bebé al nacimiento. La exposición a los disolventes puede ser peligrosa, incluso 3 meses antes de la concepción.
Radiaciones en el embarazo
Los altos niveles de exposición a radiaciones ionizantes, están asociados con el aborto espontáneo, restricción del crecimiento fetal, retraso mental y cáncer. Sin embargo, los niveles de radiación normales a los que se exponen las veterinarias, no mostraron un riesgo elevado de malformaciones fetales. Existe poco o ningún impacto en la salud del feto debido a la exposición aguda de radiación inferior a 0,05 Gy (5 rad). Las exposiciones entre 0.05 y 0.50 Gy (5-50 rads) podrían resultar en una mayor probabilidad de problemas fetales. Sin embargo, las exposiciones agudas a radiaciones superiores a 0,50 Gy (50 rad) son más preocupantes, con el mayor riesgo entre las 2 y 7 semanas después de la concepción.

Exposiciones biológicas en el embarazo
La exposición a agentes biológicos es otro motivo de preocupación para la salud materna e infantil. En los países desarrollados, el citomegalovirus es la principal causa infecciosa de anomalías fetales. Las mujeres que trabajan en el cuidado de niños o como enfermeras están en mayor riesgo de exposición al citomegalovirus ya que los niños de menos de 30 meses transmiten el citomegalovirus través de la saliva y la orina. La infección con parvovirus es una preocupación, ya que se ha relacionado con la muerte fetal. En general, los niños han sido identificados como un vector importante para las exposiciones biológicas.

Problemas psicológicos trabajando durante el embarazo
Aunque el papel del estrés en el lugar de trabajo durante el embarazo ha sido bien examinado, investigaciones anteriores han producido resultados inconsistentes. Un estudio indica que las mujeres en posiciones con bajos niveles de libertad de decisión y de baja complejidad se encuentran en mayor riesgo de hipertensión gestacional en comparación con aquellas con mayor poder. Otro estudio encontró niveles más bajos de la preeclampsia entre las trabajadoras de oficina frente a mujeres en paro. Un estudio encontró mayores niveles de ansiedad entre las mujeres embarazadas empleadas, en comparación con las mujeres embarazadas en paro. Sin embargo, aunque otros no encontraron diferencias significativas entre las amas de casa, las trabajadoras a tiempo parcial o a tiempo completo con relación a la ansiedad y depresión.

Los estudios que examinan la relación entre la tensión laboral y problemas en el bebé también han arrojado resultados mixtos. Los altos niveles de tensión en el trabajo se han relacionado con la disminución de peso al nacer. Sin embargo, otros estudios también han demostrado que no existe ninguna relación entre la tensión laboral y el bajo peso al nacer o el aborto espontáneo. A pesar de estos resultados contradictorios, la literatura sugiere que el embarazo es una fuente de estrés materno.

Cuando las mujeres quedan embarazadas, tienen que añadir al papel de "madre" su papel preexistente de "empleado" o "profesional". La integración de estas dos funciones es uno de los retos más importantes que enfrentan las mujeres embarazadas en el lugar de trabajo. Muchas mujeres sienten que necesitan desafiar la creencia común de que el embarazo indica una falta de dedicación, ambición y competencia. Sin embargo, muchas mujeres también recortan las aspiraciones de su carrera después del embarazo debido al aumento del valor de la función de la madre en sus vidas.
Un embarazo agrega tensión a las relaciones de trabajo. Los empleados que son más positivos sobre el embarazo en el lugar de trabajo tienden a ser mujeres entre las edades de 26 y 45 años. Además, los colegas con experiencias positivas anteriores con embarazadas compañeras de trabajo, tienen una disposición más favorable. Sin embargo, esta disposición pueden depender del tipo de empleo. Por ejemplo, los individuos en el ámbito universitario se inclinan más a considerar el embarazo favorable que lo que trabajan en fábricas.

Para combatir percepciones erróneas, las mujeres embarazadas emplean numerosas estrategias para reafirmar su papel como "profesionales". Muchas mujeres se niegan adaptaciones especiales o tiempo adicional de descanso para evitar ser etiquetadas como perezosas o no comprometidas. Aunque muchas mujeres son elegibles para la reasignación laboral durante el embarazo, muy pocas ejercen este derecho. Otra estrategia empleada por las mujeres embarazadas es evitar conversaciones sobre el embarazo con compañeros de trabajo y superiores. A menudo, se requiere un delicado malabarismo de citas con el médico antes o después del trabajo o de tomar tiempo libre con el pretexto de alguna otra excusa.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.