¿Un seguro privado para reproducción asistida? Aquí la respuesta



Seguro que has oído hablar de que contratar o tener un seguro privado puede ofrecer grandes ventajas a la hora de someterse  a una técnica de reproducción asistida en una clínica privada. El seguro privado puede cubrir parte o la totalidad del coste del tratamiento. Analicemos a continuación una serie de puntos clave que debes tener en cuenta




No busques información detallada en las webs de las aseguradoras. No la encontrarás


Ninguna aseguradora, con la excepción de Adeslas, informa claramente en sus web sobre qué descuentos hace, en qué polizas y en qué clínicas de FIV los hace. Es necesario ponerse en contacto directamente con ellos o con la clínica para obtener una información detallada.

Cada póliza es diferente


Dentro de una misma compañía aseguradora, algunas polizas ofrecen un descuento mínimo (10%) y otras cubren la totalidad del tratamiento. El abanico es muy amplio.

En el caso más básico, a veces ni siquiera es necesario ser cliente de la aseguradora para acceder a los descuentos. Sanitas por ejemplo, ofrece un servicio de reproducción asistida para clientes y no clientes. No es necesario tener una póliza de Sanitas, ni contratarla para poder acceder a este servicio. Consiste en: primera consulta gratuita, 10% de ahorro sobre el precio medio del mercado, financiación al 0% de interés durante el primer año. Algo es mejor que nada. Sin embargo, este tipo de descuento reducido, es el que más descontento genera entre las aseguradas.


En ocasiones el descuento puede ser algo superior (15%). Puede cubrir todas las pruebas médicas de diagnóstico (ecografías, seminograma, niveles hormonales) y también  las hormonas que se administren. Dentro de las pruebas de diagnóstico, algunas de las más avanzadas, como el cariotipo y estudios geneticos, pueden estar excluidas.

En algunos casos, el seguro cubre todo el diagnóstico y todo el tratamiento, pero también se puden excluir algunas prestaciones como el pago por el mantenimiento de embriones y semen congelado.

Por último, Adeslas no ofrece un porcentaje de descuento, ofrece precios especiales en las clínicas concertadas.

Las limitaciones de acceso a pólizas de reproducción asistida


En muchas aseguradoras, hay límites de edad, en número de  ciclos o intentos, pueden exigir que ambos miembros de la pareja estén asegurados y sobre todo suele haber muchas veces un periodo de carencia. La carencia es el tiempo que debes llevar asegurada para acceder a ese servicio. Este periodo puede ser nulo, de 3 meses,de 6 meses (Adeslas) o de hasta 24 meses (Santa Lucía, Caser).
Cuando hay límite de edad suele ser de 40 años (Adeslas) o de hasta 42 años (Santa Lucía).


En cuanto al número de ciclos o intentos, por ejemplo, en Generali Salud Opción y Elección, se establece el límite máximo de 3 intentos de Inseminación Artificial homóloga o de donante y 2 ciclos de transferencia completa de Fecundación In Vitro con sus congelaciones pertinentes incluyendo la I.C.S.I. (microinyección espermática), si es preciso. Santalucía cubre tres ciclos de inseminación artificial. Caser cubre 3 inseminaciones y una FIV.


Algunos detalles más a la hora de contratar una póliza de reproducción asistida



En esta “guerra” de ofertas, hay que asegurarse bien,nunca mejor dicho. El gancho, el mensaje publicitario, no acaba siendo el precio real de la prima, porque hay que calcularla para cada asegurada, según su edad y ciudad. Hay que fijarse en las condiciones del contrato, sobre todo en las exclusiones (lo que no cubre) y si están excluidas las preexistencias (las patologías que tenías antes de contratar la póliza), algo clave al pensar en cambiar de póliza. Debes estudiar la póliza que quieres contratar. Si es una póliza de reembolso (a veces más baratas), donde tu eliges médico y luego te abonan, ten en cuenta que hay un límite de dinero que cubre la poliza: puede tener un límite de 120.000 euros pero  de 6.000 para FIV, por ejemplo. También debes tener en cuenta que casi todas las compañías, pueden anularte unilateralmente la póliza por edad. Y si la cancelas tu, has de avisar dos meses antes de finalizar la anualidad.

Cláusula de exención de responsabilidad

Nota importante:el contenido disponible en esta página es meramente formativo y no sustituye en ningún caso a la opinión de un profesional. Se recomienda acudir a la consulta veterinaria antes de tomar cualquier determinación sobre el estado de salud de su perro. Esta web no es oficial de ninguna marca o producto. Todas las fotografías expuestas pertenecen a sus respectivos dueños y se muestran únicamente con fines informativos. La mayoría de las imágenes proceden de Wikimedia Commons, base de datos de imágenes libres de copyright.